domingo, 15 de enero de 2012

Lección magistral de Mourinho

Mourinho con el papel en las manos / intereconomia.com
Si algo destacó ayer en la agónica victoria del Madrid en el Iberostar Estadi fue la actuación de José Mourinho. El técnico portugués no se escondió y dio un auténtico recital de cómo hay que afrontar una situación adversa.
El Mallorca se adelantó en el marcador en el minuto 38 por medio de Hemed, que remató de cabeza un gran centro del Chori Castro. Se ponían las cosas feas para el Madrid, que se mostró muy espeso durante todo el encuentro. Así se llegó al descanso. Fue ahí cuando Mourinho introdujo el primer cambio del partido, quitando a un activo defensivo como Lass y dando entrada a Gonzalo Higuaín. El cambio no produjo el efecto deseado, pues el equipo blanco continuaba atascado en la circulación del balón, gracias también a un correoso Mallorca que quizá se metió atrás demasiado pronto. Por ello, el técnico portugués quemó todas las naves en el minuto 60, quitando a Arbeloa y Marcelo, y metiendo en el campo a Kaká y a Coentrão. Todo o nada. El Madrid jugó  durante gran parte del segundo periodo con un dibujo 3-3-4, dejando en la línea defensiva a Pepe, Ramos y Coentrão. Pese a ocupar un lugar en la retaguardia, este último ocupó una situación muy adelantada en la mayoría de jugadas en las que intervino.
Debido a la fuerte presencia del Madrid arriba (Higuaín, Ronaldo, Benzema, Özil, Callejón y Kaká) y a la racanería de Joaquín Caparrós, que se empeñó en defender el resultado olvidándose de la portería contraria; las oportunidades comenzaron a llegar. Así llegó el gol del empate a cargo de Higuaín en el minuto 72. Los minutos finales fueron un auténtico asedio del Madrid que el Mallorca se afanaba en repeler. Pero merced a esta insistencia llegó el gol de José Callejón, que empujó a las mallas un balón tras sendos rechaces a disparos de Higuaín y Benzema.
Fue en ese momento cuando Mourinho cogió el papelito, tan atractivo como prescindible; y se lo entregó a Pepe. En él apuntó el nuevo dibujo que debía adoptar su equipo para mantener el resultado en los minutos finales. Callejón pasó a ocupar el lateral derecho y Özil formó pareja en el centro del campo junto a Xabi Alonso. Con el 1-2 se llegó al final del partido. No obstante, a pesar de no haber cuajado una gran actuación, el Madrid estrelló dos balones en la madera: uno tras un remate de cabeza de Ramos y otro tras un magnífico lanzamiento lejano de Cristiano Ronaldo.
En el post-partido, una vez más, Caparrós volvió a no morderse la lengua al hablar de la actuación arbitral. Respecto al supuesto gol anulado al Mallorca, afirmó que era “un error tremendo del colegiado”. Conviene recordar que no se trata de un gol anulado, pues el árbitro señaló el fuera de juego antes de que Víctor Casadesus rematase ante un Casillas que nada hizo por detener el balón tras escuchar el silbato. La actuación del trencilla no fue tan determinante como Caparrós quiere hacer creer, pues se pidieron penaltis en ambas áreas y a Sergio Ramos sí que le anularon un gol por fuera de juego.
Es en situaciones como estas en las que los grandes entrenadores tienen que dar un paso adelante. Como aquel que protagonizó Mou en la ida de octavos de final ante el Málaga, cuando dio entrada a Khedira, Benzema y Özil en el descanso, agotando todos los cambios con 45 minutos aún por disputarse (muchos técnicos rehúsan tomar esta medida por quedar sin margen de maniobra ante una inoportuna lesión). Aquel día también salió cara y los protagonistas de los goles de la remontada fueron dos de los que habían entrado en el descanso: Khedira y Benzema. El de Setúbal ha demostrado que no le tiembla la mano si tiene que poner toda la carne en el asador para ganar un partido. Por ello es considerado por muchos el mejor técnico del mundo, porque ha demostrado que puede y sabe ganar ante circunstancias muy diferentes. Calidad y conocimientos le sobran, como también le sobran otras cosas.

4 comentarios :

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo,compañero.En eso que hizo ayer el portugués es el mejor. Sabe cómo manejar los partidos sea cual sea la situación que tiene delante. Incluso Guardiola en eso se queda por detrás. Aún así, como bien dices, del mismo modo que le sobran conocimientos le sobran muchas otras cosas. Buena entrada.

    ResponderEliminar
  2. No puedo estar más de acuerdo contigo,compañero.En eso que hizo ayer el portugués es el mejor. Sabe cómo manejar los partidos sea cual sea la situación que tiene delante. Incluso Guardiola en eso se queda por detrás. Aún así, como bien dices, del mismo modo que le sobran conocimientos le sobran muchas otras cosas. Buena entrada.

    ResponderEliminar
  3. Es el mejor en lo táctico. No he visto nada igual a la hora de leer partidos sobre la marcha, y hacer lo correcto en cada momento. Es el mejor del mundo para mi, pero como dice Borja le sobran otras cosas. Enhorabuena por el blog!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Boa.
    Y Dani, en ese aspecto estoy de acuerdo contigo. Ha demostrado que es el mejor a la hora de leer los partidos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar