domingo, 29 de enero de 2012

El Geta vuelve por sus derroteros

Los jugadores del Getafe celebrando su segundo gol en el partido de ayer / ABC
Otra victoria del Getafe, esta vez 1-2 contra el Levante, le empieza a dar otro color al juego y a las expectativas del equipo madrileño para con esta temporada. El trabajo de Luis García Plaza está empezando a ver sus frutos después de una primera vuelta demasiado irregular en la que el equipo azulón no lograba encontrar su juego. Colocado en una cómoda octava plaza de la calificación de la Liga BBVA, no debe confiarse puesto que esta temporada está siendo especialmente competitiva.
Lejos del fútbol que viene practicando Real Madrid y Barça que les coloca, muy justamente, en lo más alto de la tabla clasificatoria, el resto de equipos están encuadrados en una clasificación que este año va a vender muy caros todos los puestos europeos a los que optan muchos equipos del campeonato. Y es que del mismo modo que en este años se presentan credenciales para jugar en Europa, también se mira de reojo a los puestos de abajo. Tan solo 10 putos separan al cuarto clasificado, el Levante, del  último puesto que da la permanencia, en este caso el Racing de Santander.
Con una liga tan apretada es importante que un equipo encuentre el mismo modo de juego que en años anteriores le ha dado tantas alegrías. El Geta comienza a proponer en el campo aquello que le hizo grande, sumado a los amplios conocimientos futbolísticos de su entrenador, Luis García Plaza. Con una primera vuelta a olvidar que incluso les colocó en el farolillo rojo en la jornada número 11, la trayectoria ascendente que tomó partida en la jornada decimoquinta le ha colocado en la parte media-alta de la clasificación.
Es mucho lo que tiene que agradecer el club azulón a su entrenador. El mister cogió a un conjunto de jugadores que venían de completar una pésima temporada y que hasta la última jornada no sabían en qué liga iban a estar en este año. Después de una trayectoria más que meritoria en el Levante en el curso 2010-2011, asentando las bases del actual cuarto clasificado. Mucho de lo que hoy es el equipo valenciano lo cultivó el hoy técnico del Getafe.
Con todo lo bueno que es ver a este equipo ahí arriba, los recuerdos de sus años gloriosos nos contagiaron a muchos el sentimiento azulón. Aquel partido épico contra el Bayern de Munich. Estando en lo más alto se vieron los frutos de su trabajo, el mismo que a día de hoy tiene que recobrar. No debe despistarse el equipo getafense y especular en los partidos venideros. Lo apretada que está la clasificación les empujaría, en caso de despistarse, a los más bajo de la Liga BBVA. Cualidades para seguir arriba no le faltan y mucho menos equipo. Los que estaban y los que han llegado saben de manos de su entrenador qué es lo que tienen que hacer para volver a ser aquel equipo grande que un día fue.

No hay comentarios :

Publicar un comentario