miércoles, 4 de enero de 2012

El Bernabéu no olvida a uno de los suyos

Rud Van Nistelrooy con la elástica blanca / Goal.com
Los octavos de final de la Copa del Rey, además de dejarnos un pequeño regusto antes de que la Liga retome su día a día, dejaron en la noche de ayer uno de los momentos más emotivos en lo que va de año. Rud Van Nistelrooy volvió al Santiago Bernabeu y la afición blanca demostró que después de dos años el holandés sigue siendo bienvenido.
Son muchos los buenos momentos que el ahora jugador del Málaga vivió en Chamartin. Dos Ligas y una Supercopa pusieron el broche perfecto a sus temporadas de blanco que en todo momento vinieron acompañadas de una relación perfecta con la afición. Su actitud dentro y fuera del campo siempre fue ejemplar y, además, a esto le sumó unos registros goleadores (33 en su primera temporada) dignos de los mejores del mundo, entre los cuales se encontraba en ese momento. Su buen momento de forma fue mermado por las numerosas lesiones que poco a poco le fueron empujando fuera del club hasta que finalmente en la temporada 2009/2010 fue vendido al Hamburgo.
Pero no solo en España pudimos disfrutar de Ruud, sino que en los campeonatos ligueros de Holanda o Inglaterra el jugador orange dejó su marca grabada. La Premier League vivió, sin duda, los mejores momentos del delantero que consiguió unos increíbles registros goleadores. En cinco temporadas, en las que jugó un total de 217 partidos, logró 150 goles que sirvieron para ganar, entre otros títulos, una Liga y una FA Cup. Números llamativos para un jugador que venía de una competición menor como es la Eredivisie, y que debutaba a lo grande en uno de los peces gordos de Europa, el Manchester United.
A día de hoy, el holandés es uno de los principales reclamos del Málaga de los petrodólares que aspira en esta temporada a meterse en puestos europeos. Motivos y jugadores no le faltan para pensarlo. Mientras, en el partido de ayer, Van Nistelrooy dio otra clase de cómo jugar a este deporte se tenga la edad que se tenga. A sus 35 años aún le queda mucho fútbol en las botas y muchos goles que marcar para añadir a sus más de 300 tantos, marcados desde sus inicios en el curso 1993/1994 cuando militaba en el desconocido FC Den Bosch.
La afición del Madrid le dio anoche su particular agradecimiento a uno de los jugadores más queridos en la casa blanca, que olvidó el resultado (0-2 perdía en conjunto local en ese momento) para hacerle saber todo el cariño que en la capital de España se guarda a uno de los mejores delanteros de la historia del fútbol.

1 comentario :

  1. Como debe ser. Ruud fue un jugador clave en la segunda Liga de Capello, sin lugar a dudas se ha ganado un rincóncito en el corazón de los madridistas.

    ResponderEliminar