martes, 3 de enero de 2012

El año de Thiago

Thiago disputa el balón en el partido de Copa ante el Hospitalet / EFE
El año 2011 nos dejó, entre otras, una gran noticia para el futuro del fútbol español. No es otra que el descubrimiento del Thiago Alcántara, jugador brasileño de Fútbol Club Barcelona cuya participación con las categorías inferiores de la selección española era frecuente desde la Sub’16, lo que no aseguraba su concurso con la absoluta durante su vida profesional.
Fue meteórico su salto a la “La Roja” desde que en el verano del pasado año conquistara la Eurocopa Sub’21. El buen papel del jugador blaugrana y el brillante futuro que su talento le augura hacía indispensable que la Real Federación Española de Fútbol actuara con rapidez para que Thiago, de solo 20 años de edad, no se pensara mejor lo de jugar con España durante su carrera, ya que dispone también de las nacionalidades brasileña (su padre es el ex futbolista Mazinho) e italiana (nació en San Pietro Vernotico). Un tanto más que apuntar a Vicente del Bosque, que no esperó ni siquiera a ver el rendimiento de la joven perla blaugrana con el equipo de Pep en la nueva temporada que comenzaba, y decidió integrarlo en el grupo campeón del mundo desde la primera convocatoria de la misma. Así pues, Thiago debutó en partido amistoso el 10 de agosto de 2011 y en uno oficial el 6 de septiembre, lo que impide que juegue con Brasil o Italia. No obstante, Thiago siempre se ha mostrado comprometido con España, a pesar de la gran competencia existente en su puesto en la selección.
Y aunque pueda pensarse que 2011 fuera el año de Thiago, es en 2012 cuando el hispano brasileño tiene que dar un paso adelante tanto en el Barça como en la Selección. Para cualquier aficionado que sienta un poco de amor por este deporte, no pasa desapercibida la tremenda clase que Thiago desprende en cada intervención durante el juego. Un simple pase, un control, o incluso un nimio amague telegrafían el enorme talento de este futbolista que evoca en varios gestos al Ronaldinho más genial que disfrutamos durante su etapa en el Barça. Regate, potencia y una visión de juego extraordinaria hacen que podamos estar ante el jugador que domine la segunda década del siglo XXI en este deporte, y Alcántara tiene en 2012 un año perfecto para explotar al 100% y convertirse en un jugador determinante tanto en el Barça como en la selección.
Bien es verdad que su posición en el campo hace que sus posibilidades de jugar muchos minutos disminuyan. Hay quien ve a Thiago como sustituto natural de Xavi, uno de los mejores jugadores españoles de la historia. Sin embargo, por sus capacidades físicas, parece que sería más útil jugando detrás de los delanteros que en el mediocentro o incluso interior, las posiciones que habitualmente ocupa en ambos equipos. Su tremenda facilidad para regatear y desbordar y un último pase al nivel del de Xavi o Iniesta hacen pensar que su explosión puede venir en la posición de mediapunta y no tan retrasado como juega ahora, donde parece cohibido por su obligación de no perder balones bajo ningún concepto.
Pero solo en la mano de Guardiola y Del Bosque está que Thiago pueda desarrollar todo su fútbol y 2012 parece idóneo por los títulos que le quedan por disputar con el Barça (Liga, Copa y Champions) y por la Eurocopa de Ucrania y Polonia que se celebrará en junio, además de los Juegos Olímpicos de Londres, en los que este genio de clase infinita está llamado a liderar al combinado español que opte al oro y nos haga revivir el momento glorioso de Barcelona ’92.

1 comentario :

  1. Totalmente de acuerdo contigo.
    Este es uno de mis jugadores favoritos actualmente y creo que puede ser un digno sustituto de Ronaldinho, del que imita muchos movimientos. Pese a dominar completamente la faceta de centrocampista, él será desequilibrante en la mediapunta, firmando 15 goles por temporada y otro importante número de asistencias.
    Buena entrada!

    ResponderEliminar