viernes, 2 de diciembre de 2011

Un sorteo con mucho que mejorar

Distribución de las urnas del sorteo / mundodeportivo.com
Con una puntualidad escrupulosa se celebrará esta tarde el sorteo de los grupos para la Eurocopa de Polonia y Ucrania que se disputará el próximo verano. Comenzará a las 18h y tiene previsto su final a las 18.54h. A esa hora Vicente del Bosque tendrá sobre su mesa tres informes que estudiará hasta sabérselos de carrerilla.
Como no podía ser de otra manera, acompañando a este sorteo viene de la mano el tópico Grupo de la Muerte que podría originarse este año, dada la distribución de las diferentes bolas en las urnas. La distribución de tales bolas se hace de tal manera que los grupos puedan salir más o menos equilibrados, para evitar precisamente eso, que la suerte depare un Grupo de la Muerte.
El sorteo se realiza de la siguiente manera: se distribuyen los dieciséis equipos en cuatro urnas por orden de teórico favoritismo. De ese modo, los cabezas de serie quedan enmarcados en la primera urna, los siguientes en la segunda y así sucesivamente hasta la cuarta, donde están los equipos más débiles. Pero esta práctica tiene un matiz: en la primera urna van los cabezas de serie, pero también el anfitrión.
Es aquí donde comienza la discordia. Esta Eurocopa estará organizada por Ucrania y Polonia, cuyas selecciones no podrían considerarse de primer nivel. Pero dada esta modalidad de torneo, ambas ocupan plaza en la urna de cabezas de serie, por lo que la segunda urna del sorteo es verdaderamente temible. En casos como estos, la intención originaria del sorteo se disipa, pues es inevitable que salgan cuatro grupos claramente descompensados.
La primera urna la ocupan España, Holanda, Ucrania y Polonia; en la segunda se encuentran Alemania, Inglaterra, Italia y Rusia; en la tercera Croacia, Grecia, Suecia y Portugal; y la cuarta es para Francia, Dinamarca, Irlanda y República Checa. Por lo tanto, es factible que España quede enmarcada en el grupo con Alemania, Portugal y Francia, por ejemplo.
Viendo esto, parece lógico pensar que la norma de poner a los locales en la primera urna invariablemente no es del todo justa, más aún ahora que está de moda que dos naciones organicen juntas los eventos futbolísticos: Korea y Japón, Austria y Suiza… Estos últimos cuatro países no deberían haber sido cabezas de serie, al menos no ambos organizadores. Quizá se podría pensar en la opción de decidirse por uno de los dos anfitriones para ocupar la plaza de los cabezas de serie. De esa manera, el sorteo no se vería tan perjudicado. Aunque esto podría deparar un enfrentamiento entre los anfitriones, algo a lo que no están dispuestos, pues uno de los dos debería jugar en territorio enemigo.
Mientras tanto, nos quedan unas pocas horas para saber con quién nos tendremos que batir el cobre para alcanzar los cuartos de final el verano que viene. España tiene equipo para vencer a cualquiera. Así que, cuanto antes vengan los mejores, antes nos los quitaremos de encima.

No hay comentarios :

Publicar un comentario