viernes, 16 de diciembre de 2011

Un panorama inquietante

Villa es retirado en camilla tras lesionarse / AFP
El Mundialito de Clubes que se está disputando en Japón ya ha dejado la primera nota negativa tanto para el Barcelona como para la selección española. Esta no es otra que la grave lesión del asturiano David Villa, que se ha fracturado la tibia de la pierna izquierda en la semifinal de dicho torneo que el Barça ha ganado ante el Al-Sadd por 4-0.
Lo cierto es que da la impresión de que este torneo es de esos que te pueden quitar más de lo que te aportan. Su valor y consideración es mínima, sobre todo gracias a la presencia de equipos como el Al-Sadd o el Kashiwa Reysol, conjuntos de un nivel ínfimo ante los que una victoria no te puede otorgar el título de ‘mejor equipo del mundo’, o a lo desafortunado y lejano que resulta el lugar de su celebración. El Barça ya ha pagado un peaje bastante caro: perder durante, aproximadamente, 5 meses a uno de sus delanteros estrella. Una pérdida que el pasado año hubiera sido aún más significativa pero que en la temporada actual se notará menos gracias a los fichajes de Cesc y Alexis y la irrupción de Cuenca.
Sin embargo, esta baja es muy preocupante para nuestra selección. El hecho de que los dos mejores delanteros del ciclo más glorioso que España haya tenido nunca en la historia del fútbol estén fuera del equipo apenas seis meses antes de defender el título de campeones de Europa es, cuanto menos, inquietante. Villa, máximo goleador de la historia de ‘La Roja’, tendrá difícil recuperarse a tiempo para la cita de Ucrania y Polonia y, aunque lo consiga, no le quedará suficiente margen como para alcanzar un estado de forma óptimo que le permita disputar el torneo en las mejores condiciones, algo similar a lo que le ocurrió a Fernando Torres en el Mundial de Sudáfrica. El fuenlabreño, por otra parte, sigue con su particular ‘vía crucis’ en el Chelsea, donde parece que su única salvación será la Copa de África que Drogba y Kalou disputarán durante los meses de enero y febrero de 2012 con Costa de Marfil. Puede que sea su última oportunidad en el equipo londinense y, como consecuencia, también de ganarse un sitio para la Eurocopa que, a día de hoy, tiene perdido.
Ante esta situación es el momento de que los delanteros que esperan su oportunidad para hacerse con la titularidad con España demuestren que lo merecen. Llorente, Negredo y Soldado tienen que hacernos creer e ilusionarnos a base de goles. Sustituir a dos de los mejores delanteros de la historia de la selección no será tarea fácil, por tanto, resulta imprescindible que los tres estén más acertados que nunca de cara a gol para que la tercera Eurocopa pase a engrosar el palmarés de ‘La Roja’ el próximo verano.

1 comentario :

  1. La verdad que Torres, lo va a tener ahora más fácil debido a las ausencias de Drogba,Kalou y el fichaje de Anelka por el equipo chino... pero el juego del Chelsea, no le beneficia por movilidad, al igual que tampoco le beneficia el juego de España.
    Lástima lo de David, porque pese a no jugar de continuo por formar parte de un gran plantel, con la selección se salía. Esperemos que se recupere bien. Es hora de saber si Del Bosque contará con Soldado, o por si al contrario utilizará a Cesc, o Mata como falso "nueve".

    ResponderEliminar