viernes, 16 de diciembre de 2011

Sorteo benévolo para Madrid y Barça

Imagen del sorteo / uefa.com
Realizado el sorteo de octavos de Champions, Barça y Madrid no deberían tener problemas para clasificarse para cuartos de final. Los blaugranas se verán las caras con el Bayern Leverkusen y, por su parte, los blancos harán lo propio con el CSKA de Moscú.

El Bayern Leverkusen es un equipo netamente inferior al FC Barcelona, máximo favorito para levantar la orejona en Munich. Poco queda de aquel equipo que alcanzara la final de Champions en 2002, llevándose por delante a Manchester United o Liverpool en las rondas previas. Concretamente, Ballack es lo único que queda de aquel equipo. El centrocampista alemán regresó al Leverkusen para jugar los últimos partidos de su carrera en el equipo que le hizo un hombre en Europa. Dentro de un equipo joven, la veteranía de Michael Ballack podría aportar ese plus que hace falta para competir de tú a tú ante todo un FC Barcelona. Además, los defensas culés no deberán perder de vista al suizo Derdiyok, de 23 años. Delantero total: rápido, habilidoso y de potente disparo desde la frontal del área. No obstante, no debería ser suficiente para crearles problemas a los de Pep Guardiola.
En segundo lugar, el nivel del rival del Real Madrid no dista mucho del del FC Barcelona. Además de jugar de blaugrana, el CSKA de Moscú cuenta con otra baza que no se viste de corto: el clima. Los octavos de final llegan en pleno invierno en Moscú, momento en que los campos pueden estar helados y el frío rondar los veinte grados bajo cero. Los locales están acostumbrados a jugar en esas condiciones, pero el Real Madrid es novato en estas lides. Por tanto, tendrán que emplearse a fondo haciendo coberturas y trabajando mucho en la recuperación del balón, para no quedarse fríos en ningún momento del partido. El frío formará tridente de ataque junto al mítico y extravagante Vágner Love y al joven delantero de Costa de Marfil, Seydou Doumbia. Este último es la revelación del campeonato. Autor de cinco goles, algunos de muy bella factura, es el tercer máximo goleador de la competición. Pero, como pasaba en el anterior choque mencionado, no deberían ser argumentos suficientes para plantarle cara al Madrid que, como el Barça, juega el partido de vuelta en casa.
El resto de enfrentamientos nos deja dos partidos muy atractivos: Nápoles-Chelsea y Milán-Arsenal. Ambos enfrentamientos allanarán el camino para la siguiente ronda a los equipos españoles, tachando dos duros rivales. Los octavos de final se completan con el Lyon-Apoel; el Basilea-Bayern; el Marsella-Inter; y el Zenit-Benfica. Lástima que queden aún dos meses. Mientras tanto, nos tendremos que conformar con este esperpento de competición que es nuestra Copa del Rey.
Los partidos de ida se jugarán entre 14 y el 22 de febrero y los de vuelta entre el 6 y el 14 de marzo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario