miércoles, 28 de diciembre de 2011

Sí en la distancia

Jose Mourinho, en rueda de prensa / cadenaser.com
El desarrollo de las vacaciones navideñas conlleva atracones de comida y bebida, convivir durante unas horas con familiares pesados y, lo que empieza a ser ya una tradición, declaraciones de futbolistas y entrenadores que aprovechan para conceder entrevistas en estas fiestas aprovechando que viajan a sus países de procedencia.
El último en levantar polémica con sus palabras ha sido el entrenador del Real Madrid, José Mourinho, que en una entrevista concedida a BBC Radio aventuró un más que futuro regreso a Inglaterra con unas palabras bastante claras: “My passion is England”. Ni siquiera necesita traducción esta frase del técnico portugués, al cual es difícil entrevistar durante el desarrollo de la temporada futbolística (menos complicado que a Guardiola, eso sí).
Pero no es el único que en estos días ha aprovechado para compartir pensamientos en los medios de comunicación extranjeros. También uno de sus pupilos en el Real Madrid, el alemán Özil, pasó por el canal turco NTVSpor para dejar claro su admiración por el entrenador luso, que en los últimos partidos no ha contado mucho con él. Otro caso es el de Cristiano Ronaldo, que desde Dubai ha alabado la Liga BBVA, en la que actualmente juega. También Messi habló nada más bajarse del avión que le llevó a Argentina para pasar las vacaciones navideñas. Allí agradeció un premio que le habían concedido en su país. Un caso distinto, aunque más cobarde, es el del brasileño ex del Atlético de Madrid Elías, que en una entrevista concedida al periódico ‘A Bola’ se dedica a rajar del equipo madrileño, en el que, según el jugador, tuvo que cambiar su posición en el campo y tuvo problemas fuera del campo, algo que no se atrevió a contar durante su estancia en Madrid.
Estos ejemplos son varios de los tantos que se producen cuando jugadores y entrenadores salen del país en el que se encuentran trabajando. Es curioso observar cómo los medios de comunicación nacionales tienen que pelear mucho más para conseguir este tipo de entrevistas, y ante eso me surge la duda de si son únicamente estrategias de los clubes para que los futbolistas y entrenadores no la caguen, o simplemente que los jugadores necesitan irse a otros países para soltar lo que les venga en gana y después poder desmentirlo sin que pase nada. Seguramente haya un poco de todo, pero lo que está claro es que este tipo de declaraciones tienen menos credibilidad que las “noticias” que hemos tenido que aguantar en este día en los diferentes medios de comunicación.

1 comentario :

  1. a mí el que me moló fue el de Messi, diciendo que iba a ser campeón del mundo con Argentina, qué valor!! con esta España decir eso... es decir mucho...

    ResponderEliminar