viernes, 23 de diciembre de 2011

Eliminaciones sintomáticas

Juan Carlos Garrido durante el partido ante el Mirandés / EFE
Los dieciseisavos de final de la Copa del Rey nos han dejado varias de las ya clásicas sorpresas en forma de eliminaciones de equipos de la Liga BBVA. Atlético, Sporting, Zaragoza, Villarreal, Getafe, Betis y Rayo han sido apeados de la competición de forma prematura, pero no todos en las mismas condiciones. Los casos más llamativos han sido los de colchoneros y castellonenses, ya que ambos han caído ante equipos de 2ªB, Albacete y Mirandés, respectivamente, siguiendo la línea de mediocridad absoluta mostrada en lo que va de temporada.
Además, los dos clubes han destituido a sus respectivos entrenadores como consecuencia de la eliminación (si bien Manzano ya estaba sentenciado por la directiva del Atlético varias semanas antes). Esto nos hace una idea de la desilusión reinante en ambos equipos en lo que se presuponía iban a ser dos proyectos competitivos con opción a ganar algún título a final de temporada.
Pero el tiempo pone a cada uno en su lugar y estos resultados son el fruto de una planificación pobre y poco trabajada durante el verano. El Atlético renovó el equipo por completo y fio las nuevas incorporaciones a los caprichos de dos representantes (García Quilón y Mendes) cuya única preocupación es la de ganar dinero. La ilusión desbordante de principio de temporada se ha convertido en frustración y cabreo con la directiva, a todas luces culpable principal de la situación del club. Por su parte, el Villarreal vendió a uno de sus estandartes, Santi Cazorla, cuya baja cubrió con De Guzmán, ex jugador del Mallorca, un jugador de corte distinto y de nivel inferior al del internacional español. Otra baja importante fue la de Joan Capdevila, sobre todo a la hora de ‘hacer grupo’. Los cambios han resultado negativos y el Villarreal está eliminado en Copa y Champions y coqueteando con los puestos de descenso.
Sin duda, dos situaciones sintomáticas de un cambio de rumbo urgente en ambos clubes cuya dinámica negativa puede terminar con sustos de mayor calibre en lo que queda de temporada. Hay veces que el fútbol avisa claramente de cuando una situación negativa puede convertirse en tragedia y en ambos casos parece necesario un nuevo rumbo. José Francisco Molina y, posiblemente, ‘Cholo Simeone’ serán los encargados de imprimir un nuevo carácter a Villarreal y Atlético de Madrid. Veremos si son los únicos cambios en dichos equipos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario