viernes, 9 de diciembre de 2011

El Clásico se juega en Minuto 91

Escudos de Barça y Madrid / Minuto 91
Queda poco más de un día para una nueva edición de El Partido del Siglo y en Minuto 91 analizamos las claves que pueden decidir el encuentro. Y tú, ¿dónde crees que se decidirá el partido?
Javier Martín. Desde mi punto de vista la clave más importante de esta nueva edición del ‘Clásico’ viene marcada por una ausencia poco importante a priori, pero muy significativa por el cambio de estilo de juego que puede suponer para el Madrid. No es otra que la de Ricardo Carvalho. Muchos me diréis que estoy loco, sobre todo por la solvencia demostrada por la pareja Ramos-Pepe en el tiempo durante el cual están jugando juntos, pero ambos me parecen tan solventes como impulsivos, con el peligro que eso puede suponer en un partido de alto voltaje como el del sábado, además de restarle la posibilidad a Mou para que el portugués juegue en el centro del campo con el fin de ser la ‘sombra’ de Messi, táctica desarrollada con bastante éxito la pasada temporada. Además, para mí esta era una opción que había tomado fuerza tras los dos partidos vistos en la Supercopa, en los cuales el argentino decantó el duelo del lado azulgrana a pesar del mejor juego del Real Madrid. Dicho esto y dando por hecho el trivote del Madrid formado por Xabi, Khedira y Lass, para el Barcelona será esencial la posición de Fábregas entre líneas y su capacidad para ayudar a Xavi e Iniesta en las labores de elaboración, así como sus incorporaciones al ataque. Si es capaz de hacer daño, se puede convertir en el hombre del partido para los de Guardiola. No obstante, también resultará atractiva la lucha por la posesión del balón y el nivel e intensidad de la presión que ambos equipos serán capaces de desarrollar durante el partido. Busquets tendrá la difícil tarea de ser el primero en romper esa presión asfixiante que posiblemente efectúen los blancos. Su número de balones perdidos será un buen termómetro para saber si consigue ser el catalizador del juego del Barça. Mientras, en el Madrid, es Xabi Alonso el que tiene la capacidad de aprovechar, con sus precisos desplazamientos en largo, la gran velocidad de los atacantes madridistas, que aún no saben la cantidad ni la calidad de los defensas que se encontrarán sobre el verde del Santiago Bernabéu. Parece más probable que Guardiola no tome riesgos, en un principio, con la famosa defensa de tres, por lo que creo que Piqué y Puyol serán titulares en la gran cita. Esperemos que el partido sea tan épico como todos esperamos.
Borja Ordóñez. Son muchas las claves que determinarán el partido y jugadores que en sus botas albergarán las posibilidades de su equipo para hacerse con la victoria. Los entrenadores tendrán que preparar sus mejores estrategias de batalla, ya que la táctica jugará un papel vital en el devenir del encuentro. Mou ya sabe lo que es ganar al Barça de Pep y sabe también cómo neutralizar a sus piezas clave, mientras que el técnico culé ha ganado y goleado a equipos del técnico luso. Un mediocampo que sepa neutralizar los movimientos de, en mi opinión, las dos cabezas pensantes del club azulgrana Xavi e Iniesta facilitará la tarea de sacar del control del partido a estos dos y, de esta manera, tener mucho ganado al conseguir que el balón no pase por sus botas. Para esta misión tendrá que saber elegir los nombres, Lass, Khedira o incluso Pepe, de los que realicen ese “trabajo sucio”.  El portugués es el mejor posicionado, pero la ausencia de Carvalho (Mourinho no confía ni en Albiol ni en Varane para estos partidos) llevará al central a su posición natural. Jugar de tú a tú y, sobre todo, la presión asfixiante será otro de los puntos a tener en cuenta si el entrenador del Real Madrid quiere plantear problemas a la defensa del Barça a la hora de sacar el balón jugado desde atrás. Otra cosa es que el bajón físico pase factura en los últimos minutos. El FC Barcelona, por su parte, tendrá el partido en la alternancia de los tres de arriba. La movilidad de sus delanteros abrirá huecos y sacará de sus posiciones a una defensa blanca muy propensa a salir en la presión de la marca. Por último, dos nombres propios, Alves y Di María, tendrán en su rendimiento parte de las aspiraciones de su equipo para ganar el clásico. El brasileño deberá aprovechar su enfrentamiento con un lateral a priori flojo en defensa y con facilidad para ir hacia arriba. Si del choque el canarinho sale victorioso, mucho habrá conseguido para los culés. Por su parte, el argentino parece fijo en el once que juegue mañana. Su velocidad, su frescura y su verticalidad aportan al ataque y a las contras del Madrid un plus de calidad. De sus pases, aspecto en el que este año se está saliendo, vendrán seguramente la mayoría de las jugadas de peligro del líder de la Liga BBVA. Es hora de disfrutar y con lo que ambos pondrán sobre el terreno de juego, motivos no faltan para dar fe de que así pasará.
Roberto Herrero. Si la intensidad del partido de mañana está a la altura del torrente informativo de los días previos, creo que la cosa se pondrá favorable para el Real Madrid. Como vimos en la Supercopa, el nivel físico del Madrid es superior al del FC Barcelona (también lo creo a día de hoy), por lo que si consigue llevar la línea de presión cerca del área de Valdés, es posible que mañana cambie la historia de los clásicos recientes. Pero para conseguir esto es necesario un despliegue físico portentoso, con atacantes generosos en el esfuerzo como Di María o Gonzalo Higuaín. Por este motivo yo apostaría por el argentino, aunque parece que Mourinho se decantará por Benzema. Todo apunta a que Özil se quedará en el banquillo porque con Cristiano Ronaldo el cupo de jugadores que no defienden queda cubierto. En defensa, si Arbeloa llega en condiciones, no habrá sorpresas y la duda queda en el centro del campo: creo que Mourinho apostará por su triángulo de presión alta, ya que otra cosa sería cederle el centro del campo al Barcelona. Por su parte, la incertidumbre en el bando blaugrana gira en torno a si Pep tendrá valor de plantarse en el Bernabéu con una línea de tres atrás. Si optara por esta opción podría ser un arma de doble filo, ya que podría traducirse en un dominio apabullante del balón, pero también en un aumento de vulnerabilidad atrás ante los vertiginosos contragolpes merengues. Pero con cuatro hombres en la medular, la hegemonía del FC Barcelona podría adoptar tintes de verdadera dictadura. Hace ahora un año, el Madrid le planteó un partido intenso al Barça, pero la circulación del balón por parte de Xavi y compañía fue tan perfecta que los blancos no llegaron nunca a tiempo para robar el balón. Con tal precisión, cada falta sería merecedora de tarjeta, por lo que, si el Barça lo repite, el Madrid no tendrá opciones y será difícil que acabe con once jugadores (y no por culpa del árbitro precisamente). Pero como siempre, todo dependerá del nivel que presente Messi. Si el astro argentino tiene el día, poco más podrá hacer el Madrid. Su nivel será determinante para el desenlace del encuentro, pues tanto Villa como Alexis actualmente están varios escalones por debajo. Aunque con Fàbregas el Barcelona ha encontrado el complemento ideal para Messi y una buena manera de cubrir el pobre rendimiento de David Villa.

1 comentario :

  1. Barca vs Madrid --- Fue una batalla feroz;
    Los seguidores de un juego tan esperado;
    También es una buena oportunidad de competir por Messi y Ronaldo;

    ResponderEliminar