lunes, 7 de noviembre de 2011

Mourinho se alía con los violentos

Mourinho con los ultras al fondo / Minuto 91 R.H.T.
Tras la contundente victoria del Real Madrid ante Osasuna, parecía que nada podría enturbiar el ambiente. El Bernabéu se llenó y dicen que aún podrían haber llenado otro estadio igual. Cristiano ofreció su bota de oro al público y este respondió con una sonora ovación. Los supuestos sesenta millones de chinos que vieron el partido disfrutaron de una goleada que podrán contar a sus nietos. Ronaldo goleó, Di María asistió, Higuaín mojó, Benzema también y Sahin debutó. Todos felices. Todos felices hasta que el entrenador se sentó ante los medios de comunicación.

No pudo aguantar el de Setúbal tanta felicidad a su alrededor sin ser él el protagonista. En un partido como el de ayer, encontró la manera de quejarse de la actuación arbitral afirmando que no entiende la disparidad de criterios. Pero fue cuando le preguntaron por el fabuloso lleno del estadio cuando sacó a relucir su magnífica impertinencia. Afirmó que “si no fuera por unos pocos que están detrás de la portería el estadio parecería vacío”. Una más de un tipo al que se le consiente todo. Si hace unos días publicábamos aquí una entrada que pedía la expulsión inmediata de los violentos de los estadios, hoy el tema vuelve a la palestra con las declaraciones del portugués.
El Bernabéu nunca se caracterizó por ser un estadio especialmente animador. Eso debería saberlo ya el preparador portugués. Solo se recuerdan noches de auténtico apoyo al equipo en los grandes partidos de Champions y en partidos decisivos de Liga o Copa. Poco más. En los partidos de Liga normales no se oye un alma más allá de los ultras. Siempre ha sido así. No va a cambiar ahora porque lo diga el mediático entrenador.
Pero resulta curioso comprobar cómo este hombre puede hacer y decir lo que se le antoje sin que el incondicional apoyo de la afición se tambalee. Una afición que se ha caracterizado por su escasa paciencia con los entrenadores está haciendo gala de una tolerancia ante este tipo de comportamientos digna de estudio. Algo parecido a lo que sucede en el Marca. Si unas palabras similares de Ramón Calderón sirvieron de excusa para emprender una feroz campaña periodística que acabó con la salida del presidente por la puerta de atrás, las palabras de The Special One ni siquiera se mencionan en la web de este periódico. Otro ejemplo de que este hombre tiene un cheque en blanco a cuenta del madridismo y puede actuar como se le antoje.
Pero sus palabras de ayer, al margen de esto, crean un vínculo inquebrantable entre él y los violentos. Vendrán victorias, títulos, derrotas y malos resultados. Da igual. Esa unión será eterna. Así son los ultras: fieles corderos que aplauden por inercia. El problema vendrá cuando estos tipos protagonicen algún episodio violento, que lo harán. ¿También lo aplaudirá el míster? Es triste que personas tan irresponsables ocupen cargos de tanta responsabilidad.
No obstante, es muy listo. Sabe cuándo tiene que hacer este tipo de declaraciones. Ahora hay parón en la Liga y el próximo partido en casa será dentro de tres semanas contra el Atlético. Ese día nadie se acordará del agravio sufrido y llevarán al equipo en volandas pasando por alto que un día el entrenador insultó a la afición que tanto le venera.

4 comentarios :

  1. ¿Y que se puede esperar de una persona que mete el dedo en el ojo de otra persona adrede y para provocar y pide perdón exclusivamente a el madridismo y no a todo el fútbol y a Tito?
    Mourinho es muy buen entrenador pero para ser entrenador del Real Madrid hace falta saber que vas a estar de cara al público y tienes que saber comportarte. Sabe que como hace muy bien una cosa puede hacer lo que quiera en lo demas y, tristemente, le estan dejando...

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy a medias con la opinión del míster. Ya lo has apuntado tú, sólo son ellos los que animan. Me da un poco de rabia que el club más laureado en la historia del fútbol no tenga una afición la mitad de buena que sus vitrinas.
    Por otro lado, las hinchadas más acérrimas como la del fondo sur encierran a personas que no merecen ningún tipo de respeto, véase al elemento José Antonio Ochaíta.

    ResponderEliminar
  3. Las aficiones, tanto la del Madrid como la de cualquier equipo, solo se vuelcan en los partidos grandes. Que no se piense Mouriño que los ambientes que se encuentra por esos campos de fútbol cuando va el Madrid a jugar, son los mismos, durante toda la temporada, contra equipos de menor nivel. ¿Es que no se enteró que estaba jugando contra un candidato al descenso, sin ocho titulares y contra diez en buena parte del segundo tiempo? Que no se preocupe, que el público del Bernabeu responderá cuando el oponente así lo exija, mientras tanto, que se dedique a hacer su trabajo y deje al público actuar libremente, que está en su derecho despues de pagar abonos y entradas para que él se permita el lujo de imponer en su organigrama multas de 500 euros por sonar el móvil, y encima decirlo públicamente. ¡Valiente gil...!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que Mou está manchando la imagen de un club como es el Madrid. Es una pena que la liga española dependa de este tipo de personajes.

    ResponderEliminar