miércoles, 9 de noviembre de 2011

¡Felices 25 Sir!

Old Trafford en pie en el homenaje a Sir Alex Ferguson / ABC
El pasado fin de semana se vivió en la Premier League un hecho histórico para la propia competición y, sobre todo, para el Manchester United. Su técnico Sir Alex Ferguson cumplía 25 años al mando de uno de los equipos más laureados de Europa y en el que los conocimientos del escocés han servido para llevar a los “red devils” por una senda de triunfos. Es digna de alabar la trayectoria de uno de los entrenadores que más ha aportado al fútbol y al concepto de entrenador. Qué pena que en España no se copie ese ejemplo.
Querido por muchos, no tan querido por otros, la peculiaridad de “Fergie”, como algunos le llaman, ha servido para echarse a la espalda muchos defensores a ultranza y no menos detractores. Muchas han sido las actuaciones que el mister ha protagonizado fuera de los terrenos de juego. Genio y figura que muestra al exterior una bipolaridad reflejada en su seriedad en ruedas de prensa o en la solidez de sus equipos contrastada con su imagen más díscola al celebrar los goles. Muchas han sido las carreras suyas por la banda de Old Trafford.
Allí, en el “Teatro de los sueños” todos le adoran, prueba de ello son las muestras de cariño que le ofrecieron este fin de semana en su partido homenaje. La manera de engalanar el estadio con su nombre y fotografías por doquier era un ejemplo de ello. Pero su importancia va más allá de las puertas de su casa, de su estadio. La Reina Isabel mostró a un país entero la importancia del técnico otorgándole el título de “Sir”, cosa que en el ámbito futbolístico se ve muy poco.
Desde su llegada, allá por el año 1986, Alexander Chapman Ferguson ha dirigido a jugadores de clase mundial y conseguido todos los títulos posibles como entrenador de club, entre ellos arrebatar la supremacía liguera al Liverpool. Desde Cristiano Ronaldo, hasta Eric Cantona, pasando por David Beckham o Wayne Rooney entre otros. Comenzando por la Liga y acabando por la Champions, sin olvidar la FA Cup o el Mundialito de clubes. La lista es interminable, una lista asociada a un cuarto de siglo de historia, una historia a la que aún tiene que escribir muchas hazañas.
Como aficionado a este deporte, reivindico la longevidad en los banquillos de los entrenadores de nuestro país. En España, es difícil recordar en la historia de nuestra liga entrenadores que hayan aguantado más de dos o tres temporadas en un equipo. La paciencia en las directivas y aficiones de los equipos españoles no es ni mucho menos para estar orgullosos. Tan solo ejemplos como el de Irureta en el Deportivo de la Coruña (1998-2005) y Miguel Muñoz en el Real Madrid (1959-1974) son los que me vienen a la cabeza. También proyectos que cortan la continuidad a los entrenadores influyen en esta paciencia inexistente de la que se vive hoy con los banquillos. Vicente del Bosque en el Real Madrid es la imagen del castigo injusto a un trabajo bien hecho. En fin señores, ustedes sigan cambiando que ya otros darán ejemplo.

1 comentario :

  1. Respeto absoluto`por un grande.La clave de su longevidad en los banquillos solo son los títulos.

    ResponderEliminar