viernes, 11 de noviembre de 2011

Casillas, estandarte eterno

Casillas realiza una parada / As.com
Es nuestro número uno. El que nos guía y capitanea allá donde vamos. Han pasado ya más de once años desde el debut de Íker Casillas como internacional absoluto y a mi me parece que llevase ahí toda su vida. Indiscutible en su título honorífico de ‘mejor portero del mundo’, este mostoleño de 30 años igualará este sábado, en el partido contra Inglaterra, al mítico Andoni Zubizarreta como jugador español que más veces ha vestido la camiseta de la selección con 126.
Sin duda, un récord solo al alcance de una leyenda viva del deporte español al que solo su posición en el terreno de juego limita la enormidad de su legado. Haga lo que haga, diga lo que diga, para mi Íker siempre será el capitán de un equipo que está escribiendo la página más grande en la historia del fútbol español. Campeón de Europa y del Mundo, ambos méritos logrados gracias a la consistencia de un líder forjado a base de calidad, trabajo y humildad, todas a partes iguales.
Aún se me encoge el corazón cuando visiono la tanda de penaltis contra Italia en aquella gloriosa Eurocopa de Austria y Suiza de 2008, o la final del épico Mundial de 2010 en Sudáfrica. Ambos éxitos marcados por un portero inigualable por sus contemporáneos y que tendrá difícil reemplazo una vez que decida poner fin a su carrera (esperemos que sea lo más tarde posible). Sin duda, los italianos De Rossi y Di Natale, y el holandés Robben, cargarán sobre sus hombros la pena de no haber podido superar a un guardameta legendario y el orgullo de haberse enfrentado con uno de los mejores de la historia.
Lo que está claro es que Íker es historia viva del deporte español, quizás el mejor jugador de fútbol que jamás hayamos tenido la oportunidad de disfrutar, y por ello merece ser valorado como lo que es: el estandarte de una generación única, campeón de todo, tanto con el Real Madrid como con España. Enorme, extraordinario, irrepetible. Santo.

1 comentario :