miércoles, 5 de octubre de 2011

Vuelve el nervio a la liga española

Caparrós en rueda de prensa / Cadena Ser
Joaquín Jesús Caparrós Camino, genio y figura del fútbol español vuelve a su casa, la liga de fútbol español, país y deporte que le quiere y respeta. El utrerano vuelve a España para tomar las riendas de un Mallorca que a pesar de situarse en una honrosa posición (son décimos), en lo que va de temporada no ha demostrado otra cosa nada más que humo. El juego bermellón no ha brillado en ningún momento en lo que va de campaña ni siquiera en las dos victorias, frente al Espanyol y la Real Sociedad, que ha conseguido en su feudo. La mano de Laudrup, genio dentro del campo y no tanto fuera de él, ha chocado de frente con las pautas marcadas por la directiva del club personificada en la figura de Serra Ferrer. Todo ello agravado con la marcha este verano de jugadores de gran importancia en temporadas anteriores como Webó o De Guzmán, sumadas a las de Borja Valero y Aduritz, el año anterior, ha colocado al club balear en todas las quinielas como candidato a descender al final de temporada.
Pero eso era antes, ahora llega Caparrós. El andaluz viene alabado por su gran trayectoria en todos estos años como técnico en banquillos de nuestra liga y huyendo de un club donde además de no valorarse su trabajo, se ha menospreciado su dignidad con sucesos como el de las amenazas del presidente  del club.
Protagonista indiscutible del cambio sufrido por el Sevilla FC, el cual cogió en segunda división y situó en la cima del fútbol español y, sobre todo, del europeo. Cima a la que se agarraron otros y recogieron lo que él había sembrado. Títulos que merecía él pero que levantaron otros. En la memoria de todos quedan aquellos partidos intensos entre el equipo sevillano y el Real Madrid. Ahí, en esa intensidad, es donde se ve la mano de “Jokin”. Este ha sido el denominador común de sus equipos. Lo vimos en Sevilla, lo vimos en A Coruña, con un Depor que no tenía más allá de un grandísimo Valerón, y lo disfrutamos en Bilbao.
Defensor acérrimo de las canteras y salvador, a su vez, de todos los jóvenes futbolistas que sueñan con debutar con el primer equipo y poder hacerse un hueco en Primera División. Descubridor de jugadores como Sergio Ramos o Jesús Navas en Sevilla, de Adrián o Rubén Castro en A Coruña y de Javi Martínez o Muniaín en Bilbao. Tres campeones del Mundo y dos (tres con Javi Martínez) de Europa Sub´21.
Su apuesta por el caballo perdedor, Fernando García Macua, en las elecciones a la presidencia del club bilbaíno, hizo que el entrante, Josu Urrutia, le supliera por el argentino Marcelo Bielsa. Error, a mi juicio. Todo eso quedó atrás, vuelve el entrenador al que el banquillo se le queda pequeño. Memorables son sus carreras, sus gritos, sus ruedas de prensa, e incluso, sus golpes contra el banquillo. Vuelve Caparrós, vuelve un genio. ¡Bienvenido a casa!

2 comentarios :

  1. caparros,q grande ! Me alegro de su vuelta gran trabajo en Sevilla que se apuntó juande,es cierto ,asike el Madrid tendría q haber fichado a caparros,a Lo mejor sería el mou español

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te guste tanto Caparrós pero menospreciar el trabajo de Laudrup o minimizar a otros para ensalzar al técnico andaluz me parece excesivo.

    ResponderEliminar