martes, 4 de octubre de 2011

Sangre nueva para La Roja

Jordi Alba posa con la camiseta de la Selección / Marca.com
Con la clasificación para la Eurocopa de 2012 ya en el bolsillo, Vicente del Bosque sigue probando jugadores de cara a dicha competición, que se celebrará el próximo verano en Polonia y Ucrania. Si en la anterior convocatoria, el salmantino sorprendía llamando a Botía, Domínguez y Montoya, que llegaban de ser campeones de Europa con la sub’21 aunque no llegaron a debutar, esta vez el seleccionador español ha decidido dar un paso adelante y buscar un sustituto de garantías para el puesto más flojo de La Roja, el de lateral izquierdo, que se ha encargado de cubrir Joan Capdevila durante la época más gloriosa del fútbol español a nivel de selecciones.
Pero el lateral catalán no está pasando, a sus 33 años, por una buena etapa en los últimos años de carrera. Tras su desvinculación del Villarreal el pasado verano, Capdevila emigró a uno de los grandes equipos de Portugal, el Benfica. El reto se antojaba emocionante para concluir una carrera más que notable. Pero nada más lejos de la realidad, el de Tárrega no fue inscrito para la Champions League y solo ha participado en un partido de la Liga Zon Sagres. Obviamente, esta falta de minutos ha hecho que Del Bosque esté buscando alternativas para cubrir el lateral. Y no son pocas ni malas.
Por versatilidad, polivalencia, eficacia y experiencia en la Selección, la primera opción ha sido Arbeloa. El madridista es una pieza a tener en cuenta siempre, por su compromiso y capacidad defensiva, ya sea en el lateral derecho o en el izquierdo. No obstante, sus cualidades atacantes están en entredicho y eso hace que Del Bosque haya llamado a Jordi Alba. El catalán está siendo una de las sensaciones en este inicio de campaña debido a su rapidez, explosividad y capacidad para ganar línea de fondo. Se ha convertido en imprescindible para Emery y su buen estado de forma le convierte en gran alternativa. No obstante, tengo dudas sobre su eficacia en defensa, sobre todo por el hecho de que es un lateral reconvertido, ya que previamente a esta invención del entrenador valencianista Alba jugaba como extremo.
Pero no es el único aspirante. El seleccionador español tiene varias posibilidades en esta posición con capacidad para hacerse un hueco como titular. La más seria es la de José Enrique, lateral valenciano fichado en el mes de agosto por el Liverpool, club en el que se está consagrando y es titular indiscutible. Seguro en defensa, gran capacidad física y buen criterio a la hora de incorporarse al ataque, además de un aceptable toque de balón. Ciertamente, su llamada para la Selección se está haciendo esperar demasiado, y más cuando ocupa un puesto que no tiene dueño claro en el equipo.
José Enrique me parece la alternativa más fuerte, pero no la única. Los campeones de Europa con la sub’21 este verano, Dídac Vila y José Ángel son soluciones más que aceptables. El catalán ha vuelto al Espanyol para tener minutos, ya que en el Milán eso de apostar por gente joven no es habitual, y el ex del Sporting está peleando por ser indiscutible en la Roma de Luis Enrique. Ambos tienen una proyección extraordinaria, y sus principales virtudes pasan por el ataque, aunque con notables fundamentos en el apartado defensivo.
Lo único que me queda es pedir a Del Bosque que, al menos, les haga debutar a lo largo de la temporada y consiga una solución digna al problema del lateral izquierdo. No obstante, mi apuesta es José Enrique. Veremos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario