martes, 11 de octubre de 2011

Nuestro centro del campo es infinito

Silva celebra un gol contra Escocia / Marca.com
Antes de nada, estoy de acuerdo en que Escocia no era el rival más fuerte que se podía encontrar España esta noche, ni mucho menos. Los británicos son un equipo muy fuerte físicamente, pero nada más. Aprietan en casa gracias a su intachable y animoso público, pero sus recursos futbolísticos son, cuanto menos, cuestionables.

Pero me quedo con nuestro equipo, España, y con su centro del campo, más concretamente. Jugadores con el pase en mente siempre, con una capacidad asociativa que no es ni medio normal. Un toque, dos, como mucho, tres. No más. Siempre intentando dar el pase más inteligente. Escribo este texto embelesado por la capacidad futbolística del combinado de Del Bosque, y con la tranquilidad de que hoy han jugado un gran partido con Iniesta y Fábregas viéndolo desde casa y Xabi Alonso desde el graderío del Rico Pérez.
España ha formado con Busquets, Xavi, Cazorla y Silva como centrocampistas ante Escocia, que no suele ser el habitual de la Selección y en el que el canario tenía presión añadida después de sus polémicas declaraciones en las que afirmaba que se “sentía como un actor secundario” en La Roja. Como suele decirse, hoy le tocaba reivindicarse en el terreno de juego y David no ha decepcionado: dos goles, una asistencia y a otra cosa. Pocos son los que dudan a estas alturas de la clase de una de las estrellas más importantes de la Premier League, pero ni el problema ni la decisión son suyas, sino del seleccionador. Del Bosque tiene un gran número de buenísimos jugadores para alinear en esta zona del campo, aunque los titulares parecen claros. Estos son Busquets, Xabi Alonso, Xavi e Iniesta. Silva es un grande, pero El Marqués lo considera un sustituto del manchego más que un complemento. Ahora bien, la posición del mediapunta del Manchester City en el día de hoy, en el que ha actuado como ‘falso 9’, le abre una puerta más clara para ser titular. El sacrificado sería un paisano, Pedro. No obstante, me tomo esta posición como la variable, porque según quién juegue en ella, el equipo toma un cariz distinto.
Considerando a Busquets, Xavi, X. Alonso, Iniesta y Villa fijos en el once de Del Bosque, queda una posición por asignar a la que optan varios: para mi, la primera opción son Silva o Fábregas, porque atesoran una calidad increíble y por su estado de forma, sin olvidar el despiste que ocasionan a la defensa. Ambos aportan último pase, capacidad de mantener el balón y mayor capacidad de asociación que las demás alternativas; la segunda es, o bien Llorente o Negredo, porque hacen el equipo más profundo, lo dotan de una referencia ofensiva clara y liberan a Villa, además de aportar juego aéreo y gol; como tercera opción están Pedro y Cazorla, jugadores que se pegan más a la banda, pero que también pueden aparecer entre líneas y disparar desde la frontal. Ambos son rápidos y con capacidad de desborde, y eso da otro aire al equipo. Por último está Torres, la opción menos popular, pero con el innegable talento de hacer un partido mediocre o brillar como nadie metiendo goles decisivos, si bien es verdad que el juego de la Selección no le beneficia en absoluto y su estado de forma no ayuda. Que quede claro que estas opciones las he elaborado yo según mi orden de preferencia en estos momentos, y el que decide, evidentemente, es Del Bosque.
Aún así, a la línea fuerte del equipo le sobran alternativas. Que Silva, Fábregas, Cazorla y Thiago sean suplentes en algún equipo ya es digno de mención, pero lo más remarcable es que futbolistas de la calidad de Borja Valero o Míkel Arteta ni siquiera vayan convocados, lo cual nos hace una ligera idea de lo enorme que es esta Selección.

No hay comentarios :

Publicar un comentario