domingo, 30 de octubre de 2011

Manzano y Reyes deben remar en la misma dirección

Jugador y entrenador en rueda de prensa / rtve.es
Se avecinan tiempos difíciles para Gregorio Manzano en la ribera del Manzanares. La holgada victoria de hoy ante el Real Zaragoza (3-1) no es más que pan para hoy y hambre para mañana. Tiempo al tiempo. La situación comienza a ser insostenible. Hoy, el día en que los planetas por fin se alinearon y el Atleti goleó, el nombre de Luis Aragonés resonó en las gradas del Vicente Calderón.
Tras el desplante de José Antonio Reyes a su entrenador la pasada jornada, el utrerano no formó parte de la convocatoria. Aplaudo la decisión de Manzano, pues actuaciones como aquella no se pueden tolerar. Sin embargo, creo que nada bueno traerá esto al entrenador, pues está tirando piedras sobre su propio tejado. Reyes es de los mejores jugadores que tiene el equipo. Un jugador que es capaz de resolver un partido por sí mismo y el Atlético de Madrid está ávido de jugadores como él.
Mientras Diego lucha por ser el jugador determinante que todos esperamos; mientras Falcao se pelea con todos los defensas para lograr convertir; mientras Arda Turan nos sigue dejando algún que otro detalle de su enorme calidad; el Atlético necesita el talento de Reyes como agua de mayo. No debe olvidarlo Manzano. El rendimiento del sevillano será un buen termómetro de lo que pueda llegar a conseguir su equipo. Manzano necesita a Reyes y Reyes necesita a Manzano.
Al margen de esto, nunca me gustó la actitud del jugador sevillano. Una persona oportunista e irrespetuosa. De lo primero dan buena cuenta sus declaraciones respecto a Quique Sánchez Flores cuando las cosas les iban bien en el Atleti. De lo segundo sus manifestaciones respecto a Abel, poco después de ser destituido como entrenador rojiblanco. No obstante, su talento está fuera de toda duda, no así su regularidad. Esa es la razón por la que lleva años sin ponerse La Roja. Calidad le sobra.
Por el bien del equipo colchonero, el binomio Reyes-Manzano debe reconducir la situación. Los puestos de Champions están ya a ocho puntos. Ese es el objetivo marcado en la libreta del entrenador jiennense. Cualquier cosa que no sea escuchar la melodía de la máxima competición europea el próximo año será considerado un nuevo fracaso. Y ya son unos cuantos. Debe pensarlo Manzano.

2 comentarios :

  1. Bueno bueno por fin en m91 el tema que mas me interesa...Claramente el señor Manzano se ha columpiado en el tema de las rotaciones en este equipo, y sobretodo con nuestro mejor futbolista.Después de unos inicios muy difíciles para el Utrerano en el club,en estas dos últimas temporadas habia logrado despuntar y sacar todo su talento al servicio del equipo.Además después de la desbandada de estrellas de este verano Reyes se postulaba como estrella y piedra angular del proyecto.Pero parece que Manzano ve las cosas de otra manera y,en lugar de otorgarle los galones que por juego y veterania en el club se merecía,ha decidido desmotivarle y que pierda su chispa con sustituciones partido tras partido y ausencias injustificadas en los onces iniciales.Entiendo las rotaciones pero en casos como este son contraproducentes ya que un jugador de su estilo,que vive de su regate y velocidad si juega 90minutos cada 270.Además,de momento no ha surgido en la plantilla ningún jugador con una habilidad similar para desequilibrar un partido.Por tanto,señor Manzano los atléticos le pedimos que recapacite.Reyes es imprescindible e intocable.

    ResponderEliminar
  2. Rotaciones, cuanto tiempo hacia que no oiamos hablar de la mismas. La base de éstas son claras: evitar sobrecarga de minutos y cansancio, evitar lesiones musculares por fatiga y repetición y, sobre todo, tener a tu plantilla compitiendo en todo momento. Bien, hasta aquí todo claro. Pero para poder realizarlas necesitas primero una base desde la cual rotar,¿La tiene el Atleti?, rotundamente no, y muy lejos de encontrarla.

    ResponderEliminar