sábado, 8 de octubre de 2011

España, Holanda y Alemania dominan la Europa futbolística

Iniesta marca el gol de la final del Mundial de Sudáfrica / AFP
Con la fase de clasificación para la próxima Eurocopa 2012 de Ucrania y Polonia ya agonizando, pocas son las sorpresas que se pueden dar en forma de eliminación de las grandes potencias del continente para la cita. Dentro están ya España, Alemania, Holanda, Italia, Inglaterra y las dos anfitrionas. Las únicas selecciones punteras que aún no tienen el pase son Francia y Portugal, a las cuales les hace falta un punto en sus partidos de la última jornada, ante Bosnia-Herzegovina (casa) y Dinamarca (fuera), respectivamente.
Esta fase, aburrida, monótona y a veces, incluso, innecesaria, viene a confirmar el nuevo orden futbolístico europeo a nivel de selecciones puesto de manifiesto por primera vez en la Eurocopa de Austria y Suiza: España, Holanda y Alemania como los equipos top, que diría Mourinho, y favoritos claros a alzarse con el entorchado continental, ya que los tres son los únicos que han conseguido todos los puntos posibles en la clasificación a falta de una jornada para que concluya.
No obstante, puede parecer osado aplicarle el calificativo de nuevo orden estando presente Alemania, siempre competitiva, pero la realidad es que ha renovado el bloque con una generación muy joven y con un potencial extraordinario en el que Özil destaca por encima del resto. Holanda, por su parte, ha consolidado un equipo que combina a la perfección talento y trabajo, con líderes dentro y fuera del campo como Sneijder, Robben (cuando logra estar sano) y Van Persie. Y, por último, nuestra España, la que por fin ha encontrado un estilo claro de juego y alcanzado una capacidad competitiva notable. Casillas y los máximos exponentes del tiki-taka, Xavi e Iniesta, son tres de los jugadores más destacados del bloque que nos ha llevado a la gloria.
Estos tres equipos han sido los grandes protagonistas en las dos últimas grandes citas de fútbol de selecciones. Hay que recordar que Alemania y España jugaron la final en Austria y Suiza, donde La Roja se alzó con su segunda Eurocopa. Holanda se quedó a un suspiro de las semifinales y fue derrotada por Rusia en la prórroga de la ronda de cuartos. Dos años más tarde, en el Mundial de Sudáfrica 2010, fue el combinado orange el que logró llegar hasta la gran final, siendo derrotada, como no, ante España, mientras que el equipo de Joaquim Löw se quedó en semifinales gracias al cabezazo de Puyol, que impidió la venganza germana.
Así pues, ninguna otra selección parece estar a la altura de estas tres. Inglaterra sigue con Capello en el banquillo y con su problema de circulación de balón. No obstante, siempre hay que tenerlos en cuenta por su extensa nómina de jugadores determinantes y cuyo máximo exponente es Rooney. Francia ha levantado el vuelo con Blanc en el banquillo después de su desastroso Mundial de Sudáfrica, pero parece un equipo poco maduro para competir con España, Holanda y Alemania. Otra que tiene que resarcirse después de Sudáfrica es Italia, ahora con Prandelli como entrenador. Veteranos como Pirlo y Cassano, acompañados de delanteros como Rossi, Pazzini y el nacionalizado Osvaldo, serán los estandartes que intentarán llevar al combinado azzurri a lo más alto de nuevo. Por último, Portugal dependerá en gran medida del estado de forma y la capacidad de asociación de sus dos grandes estrellas, Cristiano Ronaldo y Nani, aunque, como Francia, parece estar un escalón por debajo del resto.
En definitiva, parece muy poco probable ver algún equipo en la final que no salga de los tres que dominan el fútbol europeo en la actualidad, ya que este trío cuenta con bloques consolidados y perfectamente engrasados que, junto a su nivel competitivo, les hace ser claramente favoritos para la Eurocopa de Ucrania y Polonia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario