jueves, 20 de octubre de 2011

Aquellos maravillosos años

Fran celebrando la victoria ante el todopoderoso Milan / Marca.com
El final de esta jornada de Champions League ha dejado un sabor agridulce en los resultados de los equipos españoles en sus respectivos compromisos europeos. Más bien agrio, ya que el balance nos deja a dos equipos, Villarreal y Valencia, muy tocados en su clasificación y con serios problemas para poder clasificarse a la siguiente ronda. Con todo ello, es inevitable recordar aquellos años en los que los equipos de nuestra liga competían a un nivel muy por encima del actual y que, merecidamente, conseguían colmar lo más alto del panorama futbolístico del viejo continente.


En los últimos años, el bagaje de los nuestros en la Liga de Campeones no va más allá del papel que Real Madrid y FC Barcelona logren culminar. A pesar de que los de Chamartín llevan desde 2002 sin llegar a una final de la máxima competición europea a nivel de clubes, el equipo blanco sigue siendo el rey de Europa. Sus nueve “orejonas” le hacen digno merecedor de esa mención a pesar de no estar haciendo gala de ello en los últimos años. A diferencia de su más directo rival, el FC Barcelona lleva una trayectoria europea impecable en las últimas campañas. Hasta tres finales han alcanzado y ganado en los últimos seis años (2006, 2009 y 2011).
Pero de ahí no pasamos. Madrid y Barça, Barça y Madrid. De celebraciones en Cibeles a celebraciones en Canaletas. Dónde quedan aquellos años en los que el fútbol de nuestro país se paseaba por los campos europeos dejando a sus pies grandes partidos y hermosas demostraciones de fútbol de garra y quilates. El anhelo de aquellos tiempos vuelve a la mente de uno tras una noche como la de ayer, más aún cuando el fútbol de La Roja está considerado hoy día como máximo exponente de este deporte y los jugadores que la componen como estrellas futbolísticas a nivel mundial.
El Depor de Irureta que remontó en la temporada 2003/2004 al todopoderoso Milán de Maldini, Pirlo, Inzaghi o Shevchenko que, además, venía como flamante campeón de la competición y que caía en Riazor por 4-0 ante un soberbio equipo gallego que se clasificaba por primera vez en su historia a una semifinal europea. Valerón, Luque, Molina o Mauro Silva hicieron posible una de las noches más recordadas de un equipo que a día de hoy lucha por recuperar su sitio en Primera División.
De igual manera, en la historia de los equipos españoles en Champions está el Villarreal que se quedó a un paso de disfrutar de una final de Champions (2005/2006) tras perder 1-0 en Highbury contra el Arsenal y empatar a cero en El Madrigal. El fallo desde el punto de penalty de Juan Román Riquelme en el minuto 83 de partido también quedará en la memoria de todo apasionado al fútbol junto a aquel juego brillante que practicaban los de Pelegrini.
El sueño de dos equipos que en ese momento aspiraban a lo más alto de panorama futbolístico. Las ansias de victoria de aquellos años contrastan con la decepción de los de ahora. Las diferencias económicas entre los ricos y los pobres lacran el posicionamiento europeo de aquellos equipos “humildes” que al finalizar la temporada regular sueñan con emprender al año siguiente sus aspiraciones en Liga de Campeones. Es momento de reflexionar y ver hacia dónde se está llevando el mercado futbolístico. Todos disfrutamos con estos equipos que convirtieron las noches de Champions en recuerdos imborrables que a día de hoy, y tal y como está el panorama futbolístico español, preveo difícil de repetir.

1 comentario :

  1. ¡Gran entrada Borja! Yo también me acordaría de los dos maravillosos años del Valencia, con dos finales de Champions consecutivas...
    Esperemos que vuelvan años como aquellos.

    ResponderEliminar