sábado, 10 de septiembre de 2011

Torres, vuelve

Torres disputando un partido con el Chelsea / La Vanguardia
El pasado martes España ganó a Liechtenstein por 6-0 en partido correspondiente al grupo de clasificación para la Euro 2012. Hasta ahí todo bien, puesto que nuestro equipo aseguró su pase, pero para mi esto no fue lo más relevante del partido. En mi cabeza quedó grabada la imagen del ‘9’ de la selección, Fernando Torres, viendo el encuentro desde la grada acompañado por un grupo de compañeros de La Roja. Su cara era un poema y en ella se veían reflejados muchos sentimientos, todos negativos: tristeza, rabia, impotencia, enfado, etc. Yo, al observar aquella escena, quedé preocupado. No resulta agradable ver a un jugador de la calidad de Torres sin, ni siquiera, estar convocado. Situación parecida ha vivido esta tarde el ariete español en el partido de Premier League que su equipo, el Chelsea, ha ganado al Sunderland por 1-2 y en el cual ha visto como Villas-Boas le dejaba de inicio en el banquillo. Finalmente, ha jugado apenas 20 minutos, cuajando una actuación mediocre.

Lo cierto es que los problemas de El Niño vienen desde abril del año pasado, cuando se lesionó el menisco externo de su rodilla derecha. Entonces, Torres decidió seguir un planteamiento conservador para continuar jugando y evitar la operación hasta después del Mundial. Pero la estrategia no dio resultado y el de Fuenlabrada pasó por el quirófano para llegar justo a la cita mundialista, que España acabaría ganando. No obstante, el ‘9’ de la Selección no tuvo, ni mucho menos, un papel tan determinante como el que alcanzó en la Eurocopa de 2008, cuando marcó el gol decisivo en la final. Su baja forma le hizo ser suplente la mayor parte del campeonato, además de acabarlo con una lesión muscular que lastraría su inicio de curso 2010-2011. Antes de convertirse en jugador del Chelsea el 31 de enero de 2010, el fuenlabreño había disputado 26 partidos con el Liverpool, quedándose en una pobre marca de 9 goles. Pero si esta es pobre, paupérrima es su cifra goleadora como ‘bleu’. Tras el de esta tarde, ya son 21 los encuentros oficiales que ha jugado en los que solo ha anotado ¡1 gol!
¿Las causas? Son varias y diversas: lesiones, estilo de juego, estado anímico… Fernando Torres nunca ha sido un jugador excesivamente fuerte, y sus lesiones han mermado su juego en innumerables ocasiones. La mayoría de ellas han sido musculares, hándicap importante debido a que la potencia es una de las virtudes más explotadas por el delantero español. Otra causa que explica su escaso rendimiento es el pobre juego que desarrolla el Chelsea. La falta de futbolistas creativos del equipo que dirige Villas-Boas hacen que al español apenas le lleguen balones. Torres es un buen delantero con espacios, en el desmarque de ruptura. No es un atacante que destaque por tocar el balón y generar juego. En el Liverpool era la referencia, el único punta después de que Benítez desplazara a Kuyt a la banda. Eso, unido a la seguridad de tener pasadores como Xabi Alonso o Gerrard, hacían de Torres uno de los mejores delanteros del mundo. Algo parecido le ocurre en la Selección, donde su juego ha sido siempre mejor cuando ha actuado como único punta. Pero su estado anímico también le sigue jugando malas pasadas, ya que es un jugador que necesita marcar continuamente para estar al 100% mentalmente. En caso contrario, sus sequías goleadoras pueden resultar casi interminables.
Todo esto le está pasando factura en La Roja, donde Llorente o Negredo parece que le han adelantado en la rotación de Vicente Del Bosque. Yo, no obstante, pienso que The Kid es imprescindible para nuestra Selección, ya que le da profundidad al bloque, además de aportar otro tipo de soluciones al juego habitual de España. Además, se ha ganado el adjetivo de ‘Leyenda’ gracias a su gol en la final de la Eurocopa 2008 ante Alemania.
Es por eso que espero que la llegada de otro español al Chelsea, Juanín Mata, ayude a Torres para recuperar su verdadero nivel, ese que le hizo ser considerado uno de los mejores delanteros del mundo. España le necesita.

1 comentario :

  1. Lo primero enhorabuena a los 3 por esta iniciativa tan buena y espero y deseo de corazón que cumplais vuestro sueño y que esto sea el comienzo de un largo camino de periodismo deportivo. Con respecto al tema Torres creo que, como dice el autor,su problema se debe a todo un poco (lesiones, sistemas de juego...)pero creo que su principal problema es psicológico. El niño Torres se encuentra en una espiral de pensamientos negativos de cara al gol que le impiden jugar con la normalidad y frescura con la que antes jugaba. Este problema por supuesto, tiene remedio, pero hay que tratarlo y trabajar la psicología tanto o más que el balón. Esto depende del deportista y de los profesionales de su alrededor. Hay personas que les cuesta corregir esto más que a otras.

    ResponderEliminar