lunes, 5 de septiembre de 2011

La suerte se olvida de Higuaín

Higuaín, la pasada temporada / Minuto 91 R.H.T.
Desde el mismo momento de su llegada al Real Madrid, de la mano de Fernando Gago, el Pipa Higuaín siempre ha estado discutido en los corrillos futbolísticos nacionales. Del avión procedente de Buenos Aires descendió un chaval de apenas diecinueve años y en el Real Madrid aquel chico se hizo hombre. Pero nunca ha dejado de ser criticado. Llegó a la sombra de Gago, que era el fichaje de campanillas, pero logró hacerse un hueco en la afición madridista a base de goles y trabajo, al contrario que el jugador xeneize, que ha tenido que irse cedido a la Roma en su último año de contrato.
A Higuaín le ha costado más que a otros jugar cada domingo en el Real Madrid, pues al principio no tuvo demasiada fortuna de cara al gol y siempre ha arrastrado el sambenito de fallón. Es cierto que en algunas ocasiones no ha tenido el acierto que se espera del delantero titular del Real Madrid, pero también es cierto que ha marcado goles muy importantes y ha realizado actuaciones memorables.
La primera temporada en el club merengue no fue demasiado satisfactoria y muchos dudaron de la pertinencia de aquel fichaje. En el segundo curso, el jugador argentino fue cogiendo galones y terminó de reivindicarse con una asistencia a Arjen Robben en el Reyno de Navarra, y con un gol que culminó la remontada ante Osasuna, rubricando de esa manera el título de liga para el Real Madrid. En el tercer ejercicio, Higuaín tuvo la oportunidad de ser titular debido a la lesión de Ruud Van Nistelrooy. Protagonizó grandes actuaciones, pero quizá la más espectacular fue aquella ante el Getafe, marcando un golazo por la escuadra en los últimos minutos, que dio la victoria a su equipo (con diez jugadores tras la famosa agresión de Pepe a Casquero) y le permitió seguir la estela del FC Barcelona. Aquel año fue el máximo realizador merengue.
El siguiente año desembarcó en Madrid la gran amenaza del argentino: Karim Benzema. El francés venía avalado por el nuevo presidente Florentino Pérez, que incluso se desplazó a Francia para convencer a la joven promesa gala de que debía venir al Real Madrid. Este fue un gran handicap para Gonzalo Higuaín, pues él llegó en la era de Ramón Calderón y siempre se ha dicho que en las altas esferas del club nadie apostaba por su continuidad. Pero el delantero argentino se encargó de convencer a propios y extraños con más trabajo y, de nuevo, goles.
De esta manera llegó su renovación y la admiración del respetable. Actualmente es el cuarto capitán del equipo, tras Casillas, Ramos y Marcelo (que llegó días antes que él al equipo).
Pero una fecha está marcada a fuego en la carrera de Gonzalo Higuaín: la vuelta de octavos de final de Champions en el Bernabéu ante el Lyon, el 11 de marzo de 2010. Era la oportunidad perfecta para dar un golpe sobre la mesa europea y así lo había manifestado el jugador. El Real Madrid llegaba a aquel partido con un resultado adverso, pero con la confianza de saberse superiores. Un madrugador gol de Cristiano Ronaldo igualó la eliminatoria y todo hacía presagiar otra gran noche europea. El Real Madrid fue superior en aquel partido, pero la Diosa Fortuna miró hacia otro lado. Iba a ser la noche de Higuaín, pero el Pipita no logró convertir. Tras un genial pase de Granero, el argentino quedó solo ante el meta Lloris, al que dribló, y con la portería vacía, estrelló el balón en el poste. Tuvo un par de ocasiones más e incluso pecó de egoísta en una jugada al no pasarle el balón a Cristiano, que esperaba en boca de gol. Fue una noche aciaga para el delantero blanco. El resto ya lo conocemos: un gol de Pjanic y de nuevo eliminados en octavos.
Mientras tanto, se hizo con un puesto fijo en la selección albiceleste y fue el máximo goleador de su equipo en el Mundial de Sudáfrica, por delante del ídolo Lionel Messi.
La siguiente temporada (2010/2011) debía ser la de su definitiva consagración. Tras la salida de Raúl, la afición deseaba un delantero para convertirlo en ídolo. Higuaín era el máximo candidato. Su carácter, su lucha y su olfato de gol le respaldaban y era el momento de coger el toro por los cuernos.
El clásico que enfrentaba a los dos colosos del fútbol español el 28 de noviembre de 2010 era el partido más esperado por el argentino. Llegaba en buena forma y se respiraba en el ambiente que esta vez sí se le podría meter mano al Súper Barça de Pep Guardiola. Pero una inoportuna lumbalgia pondría punto final a su temporada y quien sabe si a su historia en el Real Madrid.
En un principio se estimó un periodo de recuperación de un mes, pero a principios de enero se confirmó que sufría una hernia discal y que el paso por el quirófano era inevitable. Seis meses fue el plazo que se dio para su regreso a los terrenos de juego, pero la perseverancia del delantero redujo este periodo a apenas tres meses.
Tras su reaparición, sus actuaciones fueron intermitentes. Logró algún que otro gol y se anotó un engañoso hactrick ante el Valencia en Mestalla, en un partido que los ches entregaron desde el inicio. Jugó la vuelta de semifinales de Champions en el Camp Nou y anotó un gol que podría haber metido al Madrid de nuevo en la eliminatoria, de no haber sido anulado por el árbitro. Otra vez, la suerte le dio la espalda.
Este año es incierto para el veinte madridista. Las buenas actuaciones de Benzema el pasado curso y esta pretemporada han relegado al jugador argentino a la suplencia. José Mourinho le está concediendo solo los minutos finales y no parece que cuente con él para jugar de inicio. Además, se le ve bajo de forma y, quizá, pasado de kilos. No parece muy halagüeño su futuro en la capital. Ha perdido peso en el juego del equipo y da la impresión de que la gente se haya olvidado de él. Veremos si los goles vuelven a llegar y, con ellos, la confianza del técnico. El Madrid necesita sus goles y él necesita minutos. Lo merece.

6 comentarios :

  1. Como tú dices, la lesión del último año le ha perjudicado muy gravemente. Esta temporada tendrá que demostrar lo que sabe. Por el momento a mí es un jugador que ni me va ni me viene, pero si este año demuestra lo que crees que es, seguro que se quedará. Aunque yo pienso que a Higuaín le van a vender el próximo año con lazo incluido. Está a punto o bien de convertirse en héroe o en villano. Está en su mano.

    ResponderEliminar
  2. Este año Higuaín va a tener que trabajar, más duro si cabe, que ningún año. La competencia es muy grande, Cristiano Ronaldo es indiscutible y Benzemá ha sabido responder y sobreponerse a las críticas logrando la titularidad a base de trabajo y buen juego. La delantera este año parece estar formada por Ronaldo y Benzemá, aunque Higuaín creo que será el revulsivo perfecto para los partidos en los que se resista el gol. Además ya ha demostrado saber ganarse la titularidad y responder a la crítica desde la humildad y el trabajo en el campo, por lo que yo apuesto por la recuperación de Higuaín y creo que va a ser un hombre muy importante en este nuevo Madrid.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, el partido ante el Getafe de la remontada puedo decir que fue increíble el ambiente que se sentía en el Bernabéu, cada contra del Madrid la gente se volvía loca y empuja al equipo hasta que Higuaín marcó. Fui testigo directo, me encontraba allí.

    ResponderEliminar
  4. Bajo mi punto de vista el Real no debe deshacerse de este jugador bajo ningún concepto,ya que es el único delantero centro específico dentro de la plantilla y porque su juventud,su valentía,su garra argentina y su trayectoria le deben otorgar una confianza dentro del equipo de la que muchos ya gozan sin haber hecho ni la mitad de los méritos que el.

    ResponderEliminar
  5. 1er punto: Higuaín no está en forma, tiene exceso de peso. 2º: sí, suele fallar goles que no debería. 3º: no obstante, sigo pensando que tiene más gol que Benzemá y va a terminar siendo titular. Que lo vendan por otras cuestiones es otra cosa, pero ha demostrado que es un gran delantero y que tiene sitio en el Madrid. Cualquier intento por menospreciar su esfuerzo, su trabajo y su rendimiento lo interpreto como un ataque personal hacia él que escapa al debate futbolístico. Injusto.

    ResponderEliminar
  6. Creo que Higuaín lo va a tener difícil para ser indiscutible en el equipo. Tendrá que trabajar el doble que otros para tener las mismas oportunidades.
    De momento, ha empezado con buen pie, pues ha marcado dos goles con la albiceleste ante Nigeria.

    ResponderEliminar