domingo, 11 de septiembre de 2011

Cuando es mejor mantener la boca cerrada

Mourinho la pasada temporada en el Bernabéu / Minuto 91 R.H.T.
Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras. Esto parece que no lo tiene claro el mánager del Real Madrid, pues va pisando charcos allá donde va, como diría José Damián González.
Ayer en el Bernabéu, el equipo local se vio claramente beneficiado por la actuación arbitral. En el minuto 58, el colegiado aragonés Clos Gómez se inventó un penalty a Cristiano Ronaldo que supuso el 2-1, lo que, a priori, sentenciaba el partido. No queda del todo claro si la acción fue falta o no, lo que está claro es que fue fuera del área. No sé si será la LFP o el poder de Villar, no sé si será la publicidad de Bwin; que diría uno que yo me sé.
En rueda de prensa se le preguntó al técnico portugués por la jugada de la polémica y su contestación fue clara y contundente: “No fue penalty, pero Cristiano no hace piscinas como otros”. Unas declaraciones cargadas de sinceridad y mala idea a partes iguales. Acepta que se vio beneficiado, pero vuelve a cargar contra alguien. Imaginamos que contra el supuesto teatro de los jugadores blaugranas.
Pero tras estas llamativas declaraciones, en Twitter mucha gente comenzó a tirar de hemeroteca para poner los puntos sobre las íes. En octubre de 2008, el mediático entrenador portugués cargó duramente contra su compatriota Cristiano Ronaldo y contra Drogba, Torres y Robin Van Persie. Les acusó de "piscineros" y afirmó que con la actitud de estos "se pierden los principios del fútbol". Una vez más, la credibilidad del de Setúbal vuelve a quedar en entredicho.
Pero lo que es noticia es que el Real Madrid vuelve a sacar dos puntos al Barça tres años después. El equipo blaugrana se dejó dos puntos en Anoeta y el Madrid venció (no convenció) al Getafe por 4-2.

No hay comentarios :

Publicar un comentario