martes, 20 de septiembre de 2011

Los cañoneros continúan con la pólvora mojada

Caras largas en los jugadores del Arsenal / RTVE
Otro fin de semana más y ya van unos cuantos desde que empezó la temporada, el Arsenal no acaba de dar pie con bola. Este fin de semana, en su encuentro que les enfrentó al Blackburn Rovers de Michel Salgado volvieron a dar motivos a su fiel afición para empezar a cuestionar el futuro, nada halagüeño, de los gunners. El encuentro fue otra debacle de los pupilos de Arsene Wenger que perdieron 4-3 en Ewood Park después de adelantarse en dos ocasiones en el marcador.
El partido, a priori fácil para los de Londres, no fue ni mucho menos un paseo. Y es que este año, Van Persie, Walcott y compañía no consiguen dar con la tecla que, en temporadas anteriores, hacía de su juego un fútbol vistoso y de toque. El balón ya no corre igual de rápido y su seña de identidad adquirida con la llegada del técnico francés hace ya 15 años no se está viendo reflejada en el campo. Son solo cinco partidos, pero ya van con la del sábado tres derrotas que han llevado a los gunners a la parte baja de la tabla y muy distanciados de Manchester y Chelsea que ya han metido la quinta marcha y demuestran, a día de hoy, que están un escalón por encima.
El Emirates Stadium ha sufrido un gran descenso de talento y los aficionados han notado cómo su equipo no es el mismo de anteriores temporadas. La marcha de Nasri y, sobre todo, de Cesc Fábregas ha provocado más de una lágrima en el respetable que desde que llegó, mostró al catalán que esa era su casa. La Massia ya quedaba atrás para un inexperto Fábregas (solo 16 años) que vio en esta una oportunidad para triunfar en un grande del fútbol europeo.
Las nuevas caras no han sido suficientes para olvidar las importantes ausencias que este verano han dejado en la plantilla del club del norte de Londres. Los fichajes de última hora, tanto que esperaron al cierre del mercado para incorporar a tres nuevos jugadores, han dejado heridas sin cerrar. A pesar de incorporar a grandes jugadores como Gervinho, Benayoun o Arteta, no se ven muestras de mejora en su juego. Buen jugador Mikel Arteta, pero tiempo al tiempo, será grande en Arsenal, solo tienen que dejarle y esperar. Lo hizo bien durante su larga etapa en el Everton y cualidades más que suficientes tiene para devolver la ilusión a una afición que no hace más que sufrir desde que empezó la temporada. Esperemos que en Emirates Stadium vuelva el fútbol para que ganemos todos viendo un grande ocupando su sitio en Europa. ¡Go Gunners Go!

No hay comentarios :

Publicar un comentario