jueves, 18 de agosto de 2011

¿Por qué?

Agresión de Mourinho a Vilanova
Menudo espectáculo futbolístico y menudo espectáculo no tan futbolístico. El partido de ayer fue un encontronazo entre dos filosofías enfrentadas que vieron ayer un capítulo más. Fútbol de salón y ritmo incansable fueron los protagonistas de casi todo el partido. Ambos equipos sacaron sus mejores galas y pusieron a disposición del respetable toda su galería futbolística. El juego blanco, más peleón, aunque sin renunciar al fútbol de toque, con una presión asfixiante que imposibilitaba la salida del balón de los azulgrana. ¡Hasta Xavi falló un pase! Mientras, el FC Barcelona fue poco a poco engrasando su estructura cercana a la perfección, siempre en las botas del 6 que, otra vez más (y van unas cuantas), demostró que el Barça juega a lo que quiere y, más aún, que Messi juega a lo que él quiere. Lástima que acabara como acabó, trifulca final que ensució un gran espectáculo y un espectacular deporte que muchos vemos y al cual se le debe una imagen de la cual ninguno de los dos equipos anoche fue digno ejemplo.
La tensión fue in crescendo, las feas entradas y los malos gestos fueron apareciendo. Más aún cuando a falta de dos minutos cuando el club blanco, aferrado a la prórroga después de haber remado todo el partido a contracorriente, vio cómo un fallo en las marcas les dejaba sin Supercopa. ¿Injusto? Posiblemente.
Decepción transformada en ira. Los minutos finales fueron de faltas sin sentido provocadas por el sentimiento de caer una vez más, de no poder con el enemigo a pesar de desplegar un gran fútbol, quizás el mejor desde que llegó Mourinho. Un Mourinho que ha inyectado una buena estrategia futbolística, que ha dotado a los jugadores de un plus de sacrificio y entrega, pero que no está sabiendo conservar las pautas señoriales y respetables que el Real Madrid ha presentado a lo largo de su historia. Se entiende el juego de contacto, e incluso el juego duro, pero no la falta de respeto ni el desprestigio al contrario como el visto anoche en la entrega del Trofeo al campeón.
El respeto al deporte anoche se perdió de vista, la trifulca del final del partido no es justificada con el ya pesado: “son cosas del juego”. La imagen dada anoche por los dos equipos no es justificable, pero sí merecedora de castigo. El fútbol no es eso y, por ello, como defensor de este deporte, pregunto: ¿por qué?

3 comentarios :

  1. El Madrid y el Barça demostraron anoche un nivel de juego espectacular. Es alucinante ver este enfrentamiento, sobre todo por el poderío físico que demuestran.
    Ahora, las maneras se han perdido por completo. La pelea del final fue absurda y no venía a cuento, aunque muchos digan que los jugadores del Barça estaban por los suelos. Lo dicho, no venía a cuento.
    Pero a mí me gustaría centrar la atención en la figura de Mourinho y la actitud antideportiva que muestra. El deporte no trata únicamente de ganar competiciones, es mucho más, es una actitud. Y este hombre ha perdido todos los valores y lo peor de todo es que está dañando la imagen que históricamente tiene el Madrid.
    Me preocupa que uno de los equipos más representativos de nuestro país quede como un mal perdedor, que no se digna a asumir su derrota y que echa la culpa a los árbitros de todos los males. No estoy dispuesta a aceptarlo.
    Hay que saber ganar y perder y esto último el señor Mou lo lleva fatal. Para mí es el cáncer del Madrid y creo que debería irse.
    Lo malo es que tiene muchos seguidores que están de acuerdo con él y que se creen la historia como él la cuenta.
    En definitiva, deseo que siga habiendo muchos partidos así a nivel futbolístico por muchos años y que el Madrid tenga un líder que represente al club de verdad.
    Mucha suerte con el blog y muy buena entrada Borja!!!
    A ver qué pensáis de esto.

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar, os quiero felicitar por el blog que habéis hecho y seguro que dará mucho de que hablar. Centrándonos en el tema, el partido de ayer fue un partidazo entre los dos mejores equipos del mundo. Al final, el Barsa se llevó la copa pero también se la pudo haber llevado el Madrid (sinceramente creo que jugó mejor que el equipo azulgrana). Respecto a lo de "Mou" estoy de acuerdo que peca un poco de ser el centro de todas las cámaras, pero tampoco hay que obviar los gestos de un tal Piqué menospreciando el intelecto de Marcelo, o de un Xavi ofendiendo, no sólo a un equipo sino a una entidad con sus declaraciones. Cada uno juega como quiere y es el árbitro quien debe dictaminar lo que sucede. Lo demás sobra.

    En fin, buena suerte chavales.

    ResponderEliminar
  3. Partidazo de los buenos, de los de perder la fe al cuarto de hora, retomarla, volver a perderla, y acabar saltando en el sofá encima de tus acompañantes madridistas a falta de 8 minutos (el final me lo ahorro).

    La imagen de ambos clubes es PATÉTICA. Y eso es responsabilidad de los jugadores, los equipos, el árbitro (que a mi parecer fue bastante parcial al menos en el tema de tarjetas) y los aficionados. Como bien dice Cris la imagen del Real Madrid, que era el equipo que llenaba estadios de aplausos se ha deteriorado tanto que ahora lo llena de pitos.

    También creo que lo que muchos olvidan es el papel que están jugando en este pique los 4 periódicos deportivos principales y gran parte del resto de medios. El pique de Mourinho - Guardiola se lleva calentando por su parte desde que se rumoreaba el fichaje de Mourinho por el Madrid, allá cuando todavía entrenaba Pellegrini. El de Messi - Cristiano lleva desde antes, y así podemos seguir con un sinfín de referencias (sin contar el vocabulario bélico) que lo único que ha causado es un odio irracional entre ambas entidades y todas las personas que lo conforman, llegando incluso a posicionar a gente que es aficionada de otros equipos.

    Luego a todos se les llena la boca (y la cartera) criticando la lamentable imagen que dan a los niños y bla, bla, BLA, BLA. Lo que parece que los medios y sus intereses económicos no parecen entender del deporte, es que la rivalidad empieza al pisar el césped (en este caso porque es fútbol) y termina al volver a poner tus tacos en el túnel. Deberían tomar nota de ésto porque ya son 2 ó 3 años de caldear el ambiente de una manera que me parece realmente triste, poco profesional, y que desde luego nada tiene que ver con el deporte. El periodismo deportivo de este país está en crisis y lo peor es que retornar esta situación a la normalidad va a ser bastante complicado.

    ResponderEliminar