lunes, 29 de agosto de 2011

No al fútbol sin radio

Reproductor de radio / Minuto 91 R.H.T.
¿A cuántos de vosotros no se os ha parado el corazón esperando a que el locutor de radio terminara de cantar el gol para saber si era de vuestro equipo? Dependiendo de la reacción de la grada podíamos hacer cávalas sobre si era gol local o visitante, pero aún así seguíamos sin saber en qué estadio se había producido el tanto. Esa incertidumbre se veía acrecentada cuando el narrador se lo tomaba en serio y prolongaba lo indecible aquel grito interminable: “Goooooooooooooooooooooool… de Fulano de Tal”. Entonces era ahí cuando llegaba el salto de alegría o el golpe a la mesa. Es lo que tienen (mejor, “tenían”) programas deportivos como Tiempo de Juego o el decano Carrusel Deportivo: formatos vibrantes y frenéticos que hacían las delicias de los aficionados al fútbol.
La cultura de escuchar la radio los domingos está instaurada en la idiosincrasia española desde hace varias generaciones. El mítico transistor en la oreja del jubilado era algo imprescindible en cualquier parque que se preciara. Pero en los últimos años, debido al auge y a la tremenda inversión en fútbol de las televisiones, aquella imagen ha ido perdiendo fuerza hasta terminar desapareciendo. Evidentemente, nunca llueve a gusto de todos y cuando unos lloran, otros sonríen. En este caso, la sonrisa la encontramos en Mediapro, Canal+ y otros operadores de televisión.
Este año, todos los partidos de cada jornada se jugarán en distintos horarios. Esto se hace con el fin de que se puedan retransmitir todos en televisión y, de esta manera, no obligar al espectador a elegir qué partido ver. Además, se disputará un partido los domingos a las doce de la mañana con el fin de enganchar al público asiático. Esto último me resulta curioso al ver que Real Madrid y FC Barcelona, auténticos y casi únicos reclamos para el continente asiático, no jugarán a esa hora. Esta medida hace inviable la realización de maratonianos programas deportivos (más de diez horas), sobre todo en emisoras que no son temáticas.
Pero por si esto fuera poco, la LFP ha comenzado a cobrar un canon a las operadoras de radio para poder acceder a los estadios y retransmitir los partidos. Dependiendo de la audiencia de la emisora y, por tanto, de sus ingresos, la cuantía del canon se verá alterada. Afirman que, con las retransmisiones radiofónicas, los estadios ven mermada la afluencia de público cada fin de semana. Sorprendente, más aún al comprobar que las entradas más baratas para presenciar el Getafe-Levante de ayer en el Alfonso Pérez costaban cuarenta euros. Sin embargo, otras voces afirman que detrás de esta medida se esconde una maquiavélica maniobra de la Liga para evitar que los dos grandes (Barça y Madrid) se rasquen el bolsillo para cubrir el fondo de compensación por el descenso a Segunda División.
Ayer, los profesionales de las radios que no han pagado el impuesto vieron impedida su entrada a los estadios de fútbol. Las empresas de radiodifusión se han cerrado en banda y no están dispuestas a pagar por algo que llevan haciendo gratis desde hace más de ochenta años. Se amparan en que con esta medida se vulnera el derecho a la información de los ciudadanos y sostienen que el oyente de radio no resta asistentes potenciales a los estadios, como sí hace la televisión.
Habemos lío. Veremos cómo evoluciona el conflicto, pero la verdad es que no pinta nada bien. Son muchos los intereses cruzados y las televisiones tienen la sartén por el mango. Particularmente, no me ha convencido la primera experiencia con estos nuevos horarios. A lo mejor es simplemente cuestión de acostumbrarse, pero desde Minuto 91 decimos NO AL FÚTBOL SIN RADIO (#noalfutbolsinradio).

2 comentarios :

  1. Normalmente los cambios suelen producirse para mejor, pero en este caso han metido la pata hasta el fondo. Se van a cargar un medio tan bonito como es la radio. En el primer párrafo has reflejado muy bien las sensaciones que siente el aficionado al nostálgico transistor. ¡Cuántos viajes en coche nos han amenizado este tipo de fórmulas! #sialfutbolenradio

    ResponderEliminar
  2. El negocio del fútbol... acabaremos por dejar de seguir la primera y la segunda división y nos volveremos a los campos de segunda B y tercera, que están vacíos, son más baratos y se ve mejor fútbol del que a priori se puede pensar. Al mal tiempo buena cara.

    ResponderEliminar