sábado, 27 de agosto de 2011

Guardiola, el mejor técnico de la historia del Barça

Guardiola en rueda de prensa / elmundo.es
Hace algo más de tres años llegó al banquillo del primer equipo del FC Barcelona rodeado de desconfianza por su escasa experiencia como entrenador (solo un año dirigiendo al filial, al cual ascendió a 2ªB) y desde entonces lo suyo ha sido ganar, ganar, ganar y volver a ganar (que diría Luis Aragonés). Se encontró un equipo roto, el vestuario dividido, en el que su máxima estrella, Ronaldinho Gaúcho, se hundía, arrastrando con él a todos sus compañeros. El de Santpedor vio, tomó nota y decidió: Ronaldinho, Deco y Eto’o debían salir del equipo. Los que habían sido la columna vertebral del exitoso Barça de Rijkaard. No obstante, Guardiola tenía los mimbres para construir otro Barça glorioso: Valdés, Puyol, Xavi, Iniesta y Messi, además del propio Eto’o. A ellos se unieron otras dos piezas importantes: Piqué y Alves. El resultado fue inapelable: Pep terminó la temporada consiguiendo Liga, Copa y Champions. Fascinante: en un año al frente del banquillo blaugrana ya se había convertido en historia viva del club y en uno de los mejores entrenadores de su historia.
Hoy, tras tres temporadas al frente del primer equipo y transcurridas dos semanas de competición oficial de la cuarta, estoy en disposición de afirmar que Josep Guardiola es el mejor entrenador de la historia del Barça. Al menos en cuanto a títulos oficiales, ya que con la Supercopa de Europa conseguida ayer en Mónaco supera a su maestro, Johan Cruyff, con 12 trofeos por 11 del holandés, con la diferencia de que Pep lo ha conseguido en tres años y tres meses. A estos escalofriantes datos hay que añadir que Guardiola cuenta con una efectividad tremenda, ya que ha conquistado 12 de los 15 títulos a los que ha optado como técnico. Realmente impresionante; escandaloso, diría yo.
Cada vez quedan menos dudas de que Pep es el comandante perfecto para este equipo, el mejor Barça de la historia y, seguramente, uno de los mejores equipos de fútbol que jamás hayamos visto (por no decir el mejor). Y todo esto lo ha conseguido, como no, con un grupo de jugadores de un nivel excepcional, porque, como todos sabemos, por muy buen entrenador que seas, lo más importante de un equipo son los jugadores. Este es el triunfo del binomio perfecto entrenador-jugadores.
Pero no solo es el mejor técnico en cuanto a número de títulos. El fútbol evoluciona a un ritmo vertiginoso y su nivel es ahora mayor que hace 25 años. Por lo tanto, es normal que no le demos el valor real que atesora a la gesta que está consiguiendo. Hazaña realizada, además, haciendo gala de una actitud intachable: en cada declaración, Pep ha hecho gala de una modestia fuera de lo normal (que muchos califican de exagerada, porque algo hay que criticar) y un respeto por el contrario digno de admirar. Además, ha sabido adiestrar al famoso entorno blaugrana, poniendo a todos los medios de Barcelona de su lado a base de victorias. No obstante, superada esta prueba, ha tenido que soportar la presión mediática más intensa jamás vista desde los medios de comunicación afines al Real Madrid, provocada por la misma hegemonía futbolística azulgrana y la poca capacidad competitiva del conjunto blanco ante este equipo, aunque, cada día que pasa, la distancia futbolística entre ambos es más corta.
Es por ello que, para mí, Josep Guardiola es el mejor entrenador de la historia del Fútbol Club Barcelona. Un técnico que ha marcado un antes y marcará un después cuando decida dar por cerrada la etapa más gloriosa del conjunto azulgrana en sus casi 112 años de vida.

2 comentarios :

  1. Guardiola: un caballero de los pies a la cabeza. El único matiz que haría yo es que siempre es fácil no sacar los pies del tiesto cuando los resultados y la suerte están de tu lado. Por lo demás, Pep es todo un ejemplo a seguir para niños y mayores.

    ResponderEliminar
  2. Tiene mas experiencia de la que nos creemos, ya que cuando jugaba en realidad ya estaba entrenando

    ResponderEliminar