martes, 30 de agosto de 2011

¡El fútbol está loco!

Radamel Falcao / elmundo.es
Otro año más, el mercado de fichajes ha ocupado muchas de las páginas de todos los medios deportivos nacionales e internacionales. Otro años más, la curiosidad por ver quién ficha a quién ha sido protagonista de muchas de las conversaciones entre amigos. Pero otro año más se sigue fichando jugadores por cuantías desorbitadas. ¡El fútbol está loco! Este año hemos sido testigo de fichajes de gran calado como el de Agüero por el Manchester City (45 millones de euros), Falcao por el Atlético de Madrid (40 millones de euros), Mata por el Chelsea (28 millones), Fábregas por el Barcelona (40 millones) o Coentrao por el Real Madrid (20 millones más Garay). Todos ellos grandes fichajes y con algo en común: fichajes de mucho dinero.
El problema de esto viene cuando, año tras año, los fichajes van aumentando en valor. Hace unos años, los fichajes suponían un gran desembolso económico para los clubes, pero no de tal tamaño…Cristiano Ronaldo 90 millones, ¡caramba! ¿Realmente los vale? No seré yo el que cuestione eso. Pero sí seré el que reflexione sobre el lugar hacia el que se está llevando todo esto. Un lugar en el que el que más gaste más ganará. Parece lógico, pero no lo es. Ahí tenemos equipos como el Nápoles, el Athletic de Bilbao, El Villarreal o el Borussia de Dotmund que con poco presupuesto han conseguido estar por encima de los objetivos con los que iniciaban la temporada.
Es incuestionable todo lo que mueve el fútbol. No se puede negar lo que abarca, que es mucho y lo que significa que tampoco es poco. En España, sin ir más lejos, todo el mundo olvidó sus penas, sus preocupaciones para salir a la calle y celebrar un mundial de fútbol. Eso es el vivo reflejo de lo que el fútbol significa. Pero no asociemos este deporte con dinero, dinero y más dinero. No es bueno para nadie. No ayuda a la competitividad futbolística, cada vez es más inexistente,  ni tampoco a que el fútbol siga siendo lo que ha sido hasta ahora.

No hay comentarios :

Publicar un comentario